•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Música, películas piratas, frutas, gaseosas, dulces, cigarros, caramelos y hasta accesorios de celulares se ofertan en las paradas de buses de la capital. En algunas, el comercio ha crecido tanto que da la sensación de estar en un pequeño mercado, donde incluso han instalados tramos hechos con madera y zinc.

Para el señor Erik Rojas, la invasión comercial en las paradas es algo “incorrecto” porque limitan el espacio creado para los usuarios del servicio de transporte público. “Estoy claro que la crisis económica es terrible y necesitan ganarse el pan de cada día, por lo que tienen que defenderse, pero que no se tomen toda la parada del bus”, apuntó.

Por su parte, la joven estudiante Raquel Bustos dijo que los comerciantes se han apoderado tanto de las paradas que los usuarios tienen que lanzarse sobre la calle para esperar el bus. “Creo que debe haber un ordenamiento para los vendedores”, manifestó.

“Sinceramente hay un enorme desorden en las paradas e incluso hay gente que se oculta en las casetas –por la noche– y hasta te roban. Debería haber una alineación y condiciones para los vendedores, para que den espacio al usuario. Además uno debe salirse a la acera para poder ver y tomar el bus”, comentó Holman Manzanares.

Responsabilidad

Según datos del Instituto Regulador del Transporte del Municipio de Managua, Irtramma, el transporte urbano colectivo es utilizado por unos 700 mil usuarios al día.

Respecto al desorden en las paradas, Marvin Pomares, director del Instituto Nicaragüense de Defensa del Consumidor, Indec, indicó que es una debilidad que se debe corregir, y que es el Irtramma la instancia que debe tomar las medidas pertinentes.

“La gente ya no está en la acera sino en la calle esperando la ruta y el Irtramma tiene que velar que las paradas no sean utilizadas por negocios; deben llegar a acuerdos con las organizaciones de trabajadores independientes para remediar esta situación y para mejorar la seguridad del usuario”, manifestó Pomares al señalar que el Irtramma, como parte del plan de modernización, “ya debería comenzar por poner orden en todo esto”. Ante las inquietudes y problemática de la población, El Nuevo Diario solicitó declaraciones a las autoridades del Irtramma, pero no se logró obtener respuesta.

1 MIL TRESCIENTAS paradas de buses urbanos hay en la capital.

80 POR CIENTO de las paradas tienen una caseta techada.