•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Su casa sobrevivió al terremoto de 1972, soportó el fuerte movimiento sísmico de hace semana y media, pero su propietaria considera que la vieja estructura no soportaría otra sacudida de la tierra.

Consuelo Sequeira es una de las 5,265 personas afectadas producto de la situación sísmica en Managua, y su casa es parte de la lista de 51 que, hasta el momento, están destinadas a ser totalmente demolidas.

Yolanda Morales es otra capitalina que dejará atrás 40 años de su vida, cuando su hogar en el barrio Altagracia sea demolido. En esa vieja casa crió a cuatro de sus hijos.

“Aquí me agarró el terremoto de 1972, pero no se cayó. El dueño vino y la reforzó, pero no creo que soporte otro envión (sismo), como el más fuerte que se sintió en la última semana”, expresó la señora Morales, mientras sus hijas preparaban sus enseres para la mudanza con el apoyo del personal de la Alcaldía de Managua.

Señaló que esto representa no solo un impacto social sino también un impacto emocional para las familias afectadas.

Siguen demoliciones

En el barrio Altagracia unas diez casas desaparecerán. Sus habitantes destacaron que son construcciones antiguas, la mayoría de taquezal, que aunque con el tiempo se han debilitado, son estructuras altas y frescas, de estilos antiguos con toques coloniales, que a partir de este año serán parte de los recuerdos.

Norma Berríos y Leila Dunn son hermanas y vinieron de Estados Unidos para apoyar a su madre Jamileth Salazar en el traspaso de sus cosas, mientras a su disgusto derriban el que fue su hogar.

“¡Qué vamos a hacer. El que manda es el gobierno!”, comentó la señora Sequeira, de aproximadamente 70 años, aunque sus hijas dijeron estar muy agradecidas porque a todas las personas afectadas se les reconstruirán sus viviendas en sus mismos terrenos.

Orden municipal

El concejal del Partido Liberal Constitucionalista, Walter Espinoza, dijo que en la última sesión se aprobó una ordenanza municipal que permite la demolición de antiguas estructuras, entre casas y edificios que representan un peligro para la población.

En la sesión extraordinaria No. 14 del Concejo de Managua, su secretario general, Fidel Moreno, informó que solo en la capital han colapsado 117 viviendas, y hay 495 con daños severos a las que les harán demoliciones parciales y reconstrucciones. “Además, hay 116 viviendas con estructuras de sus techos colapsadas”, manifestó.

“Hemos procedido a evacuar 342 familias, un mil 370 personas entre niños y adultos que estaban habitando viejas estructuras que sobrevivieron al terremoto de 1972. Hasta el momento se han demolido 37 edificios de los 39 que han sido evacuados”, expresó.

La alcaldía de Managua, a las personas evacuadas las tiene reconcentradas en el Instituto Nicaragüense de Deportes y en casas solidarias.

Moreno señaló que están entregando alimentos a los más de 1,300 albergados, se les ha dado colchonetas y se comenzó la entrega de materiales para la reconstrucción de las viviendas.

Desde el viernes comenzó la edificación de 31 viviendas, de estas ya hay 16 finalizadas.

 

342

familias  fueron evacuadas por la vulnerabilidad y debilidad estructural de sus casas.

 

“Estas son casas de más de cuarenta años y la demolición nos dará tristeza pero también seguridad de que en el próximo sismo la casa no nos caiga encima”.

CONSUELO SEQUEIRA. AFECTADA.