•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los capitalinos que viven en zonas históricamente vulnerables a inundaciones en época lluviosa, ven la esperanza de que sus casas este año no sean afectadas, mientras otros aún esperan que la maquinaria de la Alcaldía de Managua termine los trabajos antes de que las lluvias “los ahoguen”.

Esa la realidad de quienes viven a orillas de algunos cauces considerados problemáticos. Dominga Rivera García, habitante del barrio “Amanda Aguilar”, en el Distrito V, cuenta que el cauce que ya fue revestido era una zanja. Espera este año no padecer anegaciones.

La obra realizada consiste en cuadra y media de revestimiento del cauce, con concreto reforzado, la instalación de un sistema de tubería de 30 pulgadas, la construcción de pozos de visita y una caja de tragante transversal.

En tanto, Paola Castillo, Miriam y Calyn Bendaña aguardan a que finalice el proyecto “Estabilización del Cauce La Primavera II Etapa”.

Según Castillo, con las lluvias las inundaciones no se hacen esperar: “El año pasado la corriente hasta hizo colapsar una pared de una casa vecina, y aquí todo se inunda”, contó.

“Que Fidel Moreno --secretario general de la Alcaldía-- no se limite a inaugurar los proyectos, que venga a apurar a esta gente”, agregó Calyn Bendaña, preocupada por la entrada de las lluvias.

El proyecto del cauce La Primavera, del Distrito VI, que representa 150 metros lineales de cauce, está en un 65 por ciento de avance, y para su ejecución se asignaron C$5 millones.

Vulnerabilidad

Según el informe de Presupuesto General de Ingresos y Egresos de Managua, las obras preventivas se centraron en los Distritos II, III, IV, V y VII, con el objetivo de evitar inundaciones.

La Dirección General de Proyectos de la comuna capitalina este año finaliza la construcción de cortinas en el cauce El Arroyo, en San Judas, Distrito III, considerado uno de los puntos más críticos de la ciudad, ramal del cauce Occidental, el más importante de Managua.

Por otro lado, en el Distrito V está el cauce Las Cuarezma, un ramal del cauce Oriental, donde se construyeron cortinas de contención de aguas y sedimentos que son arrastrados por las lluvias.

De acuerdo con el Instituto de Fomento Municipal, Managua se localiza en la parte baja de la cuenca Sur, y la presión de las escorrentías ocasiona serios problemas al drenaje pluvial, situación que se ve agravada por el despale y la degradación de los suelos provocados por labores agrícolas.

La basura

Sin embargo, otro problema para el drenaje es la acumulación de basura en los cauces, indicó Fidel Moreno, secretario general de la municipalidad.

“Managua es una ciudad muy vulnerable a las aguas, hay situaciones estructurales que plantean eso, y lo seguiremos siendo. Nos queda prepararnos lo mejor posible, garantizar la limpieza del drenaje de la ciudad, que es fundamental”, expresó Moreno.

Remarcó que es importante desarrollar esfuerzos personales como la limpieza de los canales y de las propias casas. “Si no lo hacemos, la lluvia nos lo va a advertir y entonces vienen las inundaciones”.

El funcionario dijo que ya se concluyó la limpieza del drenaje mayor, en las 21 micropresas de la capital, además de aproximadamente 40 kilómetros de cauces revestidos y cauces no revestidos.

 

200

PERSONAS que habitaban en zonas de riesgo fueron trasladadas a nuevos hogares.

 

64

PUNTOS vulnerables hay en Managua, según la Defensa Civil.

 

 

“Es bueno que hagan estas obras y reparen el cauce, pero espero que lo terminen pronto, porque si no, se va a rebalsar todo esto”.

MIRIAM BENDAÑA. habitante del barrio La Primavera.