Ernesto García
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Roger González Navarrete tendrá que seguir enfrentado la demanda de U$50,000 que en su contra presentó hace cuatro años y 11 meses el empresario Raúl Obregón.

Así lo dispuso la jueza Teresa Loáisiga, al no dar lugar a la excepción de falta de personería del demandado, promovida por la defensa.

En la excepción rechazada, González alegó que no fue con él que Obregón firmó el contrato por la compra de una casa en lo que sería el condominio El Rubí, en la carretera San Marcos-Masatepe, sino con una persona jurídica.

Sin embargo, pesó como prueba el cheque de US$50,000 que Obregón extendió a nombre de González y cuyo cobró hizo efectivo.

La judicial también dictó una resolución en la que declara nulo todo lo actuado que involucra a Albertina del Carmen Navarrete Medrano, contra quien también iba enderezada la demanda.

Ahora lo que resta es que la jueza Teresa Loáisiga se pronuncie en el fondo del asunto, es decir que dicte sentencia estableciendo si Roger González Navarrete debe o no debe pagar los US$50,000 más intereses bancarios que reclama Obregón.

Cuando Obregón decidió adquirir una propiedad en 2004, creyó comprar la casa de sus sueños, pero lo que adquirió fue una batalla legal que inició en 2009. “A mi representado le ofrecieron una casa en un condominio con muro perimetral, calles asfaltadas, áreas verdes y vigilancia con circuito cerrado, pero lo único que existe en ese lugar es un predio montoso”, asegura el abogado Leonel Tapia.