•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Alcaldía de Managua pierde millones de córdobas al año, porque solo un 40% de las personas que tienen familiares enterrados en cinco cementerios de la capital, pagan sus cuotas anuales por el mantenimiento y el servicio.

Es decir, por cada diez muertos, la comuna solo percibe el pago anual por albergar en sus patios a cuatro difuntos, porque los otros seis no pagan y permanecen ahí enterrados “gratis”.

La señora Andrea Medina, quien sí se mantiene al día con el pago de sus cuotas por tener enterrados en el Cementerio Oriental a su madre y a un sobrino, considera que la Alcaldía debe mejorar su sistema de cobro.

“Deberían notificar casa por casa, haciendo el recordatorio del pago por el terreno del cementerio, y no que hasta que se nos vuelve a morir alguien, uno viene y aquí la administración le hace unas cuentas de los años que no ha pagado, ellos deberían cobrar mejor”, opinó doña Andrea.

Olvido

Por su parte, Manuel Francisco García, de 30 años, quien mantiene a su familia trabajando en la limpieza y en la jardinería de tumbas, comentó que hay personas a quienes sí les interesa estar al día en sus pagos a la administración, y además contratan otros servicios adicionales.

“Por ejemplo, de los 80 clientes que tengo para darle mantenimiento a sus tumbas, por lo menos 50 son fieles y me pagan C$200 mensuales”, afirmó.

“Se han olvidado de sus deudos, porque tal vez se han ido lejos o por simple olvido, pero aquí la mayoría no paga al Cementerio Oriental de Managua”, reconoció Marcos Valdivia, administrador del Cementerio Oriental, quien no explicó qué gestiones hacen para cobrar.

El Cementerio Oriental está ubicado contiguo al barrio El Edén, en el sector oriental de la capital, y comprende un área aproximada de 18 manzanas, donde están enterradas unas 90,000 personas.

El lugar ya está saturado y no hay espacios disponibles para la venta en caso de que alguien llegase por primera vez a buscar lugar para enterrar a un pariente.

5 muertos diario

Los muertos que “siguen llegando” al lugar, en un promedio de cinco por día, encuentran espacio porque sus familiares tienen el cupo reservado con muchos años de anticipación.

En este y otros cementerios capitalinos existen tumbas clases A, B, y C. La diferencia radica en la distancia de la que se ubican con respecto a la entrada principal al camposanto.

Así, las personas que tienen enterrados a sus difuntos cerca de dicha entrada, en la zona central o al fondo, deben pagar a la administración del cementerio una cuota de C$250, C$150 y C$100 al año, respectivamente.

Si la mitad de los usuarios del Cementerio Oriental pagara al menos C$100 al año, se recaudarían C$4.5 millones.

Seguí al autor en Twitter: @benblanco72