•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un kilómetro de andenes y bordillos se construye en Carretera Masaya, obra que responde a una de las principales demandas de la población, que arriesga su vida sorteando el tráfico cuando se ve obligada a caminar.

La obra la desarrolla el Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, como parte de un proyecto orientado a crear mejoras en los puntos considerados más peligrosos de las carreteras.

En el caso de Carretera a Masaya, los operarios señalaron que las labores involucran habilitar espacios peatonales desde la rotonda Santo Domingo hasta la entrada a Las Colinas.

“Se construyen bordillos, andenes y se hacen las señalizaciones, como parte de un plan llamado Mejoras en los puntos críticos de la red vial nacional”, expresaron.

En el departamento de Managua se realizarán mejoras en la zona de la Cuesta el Plomo y la entrada de San Benito.

Andenes difíciles

Hasta el momento se han concluido varios tramos y se trabaja en otros, con un avance aproximado del 35% de la obra en Carretera a Masaya. Esperan que los trabajos concluyan a finales de agosto.

“En algunas áreas se tuvo que reforzar las orillas para hacer el andén, pues no había borde. Por otra parte, solo se podrá hacer en una de las vías de esa carretera, porque en la orilla del otro carril no se respetó el derecho de vía y las propiedades colindan con la carretera”, explicó uno de los trabajadores.

Inversión en seguridad

Estas mejoras se trazaron en 2013, cuando el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, otorgó un préstamo por US$91.5 millones, al MTI, para mejorar la conexión terrestre, la calidad de las carreteras y reforzar el sistema de seguridad vial; en el marco del programa de Apoyo al Sector Transporte III.

Este convenio de otorgamiento de fondos fue suscrito entre la entidad financiera, el MTI y el Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

Para el área de seguridad vial se destinó US$3 millones, teniendo por objetivo contratar obras y servicios en el fortalecimiento de la seguridad vial en los puntos críticos de las carreteras principales.

Además de construir andenes, ciclovías, y la necesaria señalización, también se construirán puentes peatonales.

 

30 personas han fallecido atropelladas en la capital, en lo que va del año.