• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Pasadas las 7:30 de la noche las opciones de transporte público para los capitalinos que buscan regresar a sus casas, se resumen a pagar unos C$40 o C$50 de taxi, o animarse a tomar el riesgo de caminar. Según los ciudadanos, a esa hora el servicio de transporte público se pone “ralo” y algunas rutas hasta dejan de circular.

La población capitalina de “a pie” demanda que el “Plan de Transporte Nocturno” acordado en 2012 por el Instituto Regulador del Transporte del Municipio de Managua, Irtramma, el Consejo Nacional de Universidades, las cooperativas de transporte y la Policía Nacional, sea efectivo.

Para doña Miriam González Rivas, habitante de Villa Reconciliación, salir de noche “es horrible”, por la inseguridad y la falta de buses. “Por eso prefiero quedarme guardada en mi casa”, alegó.

En tanto, Alexander Calderón se quejó de no poder hacer ni una diligencia o mandado después de salir del trabajo, porque hay muchas rutas que dejan de circular desde las 7 de la noche.

“Viajar de noche es fregado, porque no hay rutas desde temprano y, segundo, porque hay barrios peligrosos donde asaltan a las unidades”, dijo Calderón, demandando una respuesta a las autoridades.

Comprueban

Juan Carlos López, director del Centro Jurídico de Ayuda al Consumidor, asegura que ha constatado las dificultades que pasa la población, y en especial los estudiantes que en algunos casos prefieren salirse de clases a las 8:30 pm y así no perderse la última ruta.

Marvin Pomares, director del Instituto Nacional de Defensa del Consumidor, informa que tiene varias docenas de denuncias de estudiantes que demandan el servicio nocturno, lo que demuestra que el Plan acordado no funciona correctamente, mientras los transportistas alegan inseguridad para operar por la noche.

Felipe Pérez, conductor de la Cooperativa “Parrales Vallejos”, dijo que el recorrido del último bus sale a las 7:30 de la noche, para llegar a las 9:40 a la cooperativa, y aunque considera una ventaja que con las tarjetas TUC ellos ya no mueven dinero en efectivo, no pierde el temor de que algún delincuente asalte la unidad, para quitarles las pertenencias a los pasajeros.

Necesidad e inseguridad

Considerando la situación de la población estudiantil del turno nocturno, el Irtramma realizó un estudio completo en 2012, el cual reveló que la mayor demanda de transporte colectivo era en la Unan, Upoli, Universidad de Managua, Unicit, Ulam, Uponic, Unival, Ilcomp, UTC y Unhispam.

En el caso de las rutas de mayor demanda para estudiantes, se identificaron la 106, 101, 102, 104, 110, 111, 112, 114, 118, 119, 120 y 168. Con la nueva flota vehicular existe la capacidad de brindar ese servicio hasta las 9:45 de la noche.

8 MIL estudiantes en promedio demandan el servicio nocturno.

13 UNIVERSIDADES dan clases por la noche.

“Tratar de movilizarse en bus por la noche no se puede. Dejan de pasar temprano y la única opción para transportarse es agarrar un taxi, que no te cobra ‘5 pesos”

Felipe Pérez. Usuario