• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Ofrece una de las mejores vistas del lago Xolotlán, pero aquí nadie debe distraerse debido a que se trata de la mortal Cuesta El Plomo: camino sinuoso y con una pendiente bastante pronunciada, donde muchas personas han perdido la vida en accidentes de tránsito.

Precisamente para proteger la vida de quienes transitan por vías consideradas de alto riesgo, actualmente el Ministerio del Transporte e Infraestructura, MTI, instala bordillos, andenes y señales de tránsito, con el objetivo de reducir los accidentes de tránsito.

En el caso de la Cuesta El Plomo, ubicada en la salida de Managua hacia el municipio de Ciudad Sandino, en la zona noroeste de la capital, los obreros trabajan en medio del tráfico instalando bordillos de concreto en el centro de la carretera.

Fermín Antonio Guardado, responsable de la cuadrilla, especificó que la función de los bordillos es dividir la carretera para evitar las invasiones de carril.

Para peatones

“También se espera hacer andenes peatonales. Este es un proyecto del MTI y nos contrataron para el desarrollo de la obra”, expresó Guardado, indicando que esta es una de las vías más peligrosas de la capital, por ser parte de una cuesta que serpentea sobre un cerro y tiene a un costado un abismo.

En esta cuesta empinada se recomienda viajar a una velocidad máxima de 35 kilómetros por hora, y con el cambio de velocidad del vehículo en primera. Los accidentes mortales que más se registran, según datos de la Policía de Tránsito, se deben a la invasión de carril.

Otros trabajos

El jefe de cuadrilla expresó que otros trabajos contratados por el MTI es la realización de 3,600 metros lineales de bordillos, desde el kilómetro 8 hasta el 10 ½, en la entrada de Ciudad Sandino.

“Esta obra también incluye andenes, pero solo serán un mil metros”, comentó.

El proyecto es respaldado por el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, que otorgó un préstamo por US$91.5 millones al MTI de cara a mejorar la conexión terrestre del país, la calidad de las carreteras y reforzar el sistema de seguridad vial. Todo esto en el marco del programa de Apoyo al Sector Transporte III.

También son parte de este proyecto, las obras que se ejecutan sobre Carretera a Masaya, desde la Rotonda Santo Domingo hasta la entrada de Las Colinas, donde están colocando andenes para mejorar las condiciones del peatón.

1,500 metros lineales de bordillos son los que se instalan sobre la Cuesta El Plomo.