• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

En menos de cinco años, la nueva flota para el trasporte urbano colectivo en Managua es chatarra, en especial las unidades rusas entregadas en 2009, mientras muy de cerca le siguen los vehículos mexicanos, según conductores de los buses que prestan el servicio a aproximadamente 400 mil personas al día en Managua.

“Los primeros buses rusos no sirvieron y los segundos casi igual. Prácticamente están desbaratados y los últimos buses mexicanos ya algunos tienen su ‘overhauling’ (mantenimiento total del motor)”, aseguró uno de los mecánicos que trabaja con estas unidades.

Comentó que incluso muchas de las 110 unidades rusas de la primera flota, marca KAVZ, ya están fuera de circulación. En primer lugar porque los motores y todo el sistema estaban hechos para soportar frío, y los diversos cambios realizados para adaptarlos a las altas temperaturas de Managua no fueron los óptimos.

Por otra parte, se tuvieron que hacer ventanas corredizas, porque las unidades venían con las ventanas clausuradas.

En su momento, las cooperativas de transporte que asumieron el primer cambio de unidades, vendidas a razón de 25 mil dólares cada una, observaron al menos 21 fallas mecánicas en ellas y tuvieron que hacer cambios de pistones, nuevos juegos de empaques, balineras, además de cambios en los anillos y las conchas de bielas.

“Uno de los grandes problemas con estos buses es la falta de repuestos, tanto de los rusos como los mexicanos. Primero dijeron que las unidades vendrían con un ‘stock’ amplio de repuestos, pero la realidad fue otra”, expresó el mecánico, agregando: “Para mí que ya dieron su vida útil, y no se han terminado de pagar”.

El Nuevo Diario intentó corroborar los datos con Danilo Sánchez, presidente de la Unión Regional de Cooperativas de Transporte Colectivo, y Miguel Álvarez, presidente de la Unión Regional de Cooperativas de Transportistas Independientes, pero en sus oficinas no se les encuentra e igual sucede al llamar a sus teléfonos móviles.

Dinas en mal estado

Por su parte, un conductor de la ruta 120 señaló que el material de los asientos de las unidades Dina —480 buses mexicanos entregados en 2011 y 2013— salió tostado y también la gente es muy destructiva, por eso muchos de sus vehículos tienen los asientos quebrados.

En un recorrido de El Nuevo Diario, se observó que al interior de las unidades les fueron retirados los espejos retrovisores originales, los timbres y la luz de aviso de parada fueron desactivados por los conductores, los tragantes de aire están clausurados, los ascensores para personas en silla de ruedas no sirven y en muchas unidades los vidrios de la puerta trasera están quebrados.

Juan Carlos López, en representación del Centro Jurídico de Ayuda al Consumidor, señaló que, según datos oficiales presentados en su momento, la vida útil de las unidades era de diez años, pero se ha abusado de ellas, al sobrecargarlas y no darles el mantenimiento debido.

Consideró que el transporte colectivo de Managua nuevamente está quedando en chatarra, mientras tanto recordó que las cooperativas se comprometieron a dar mejor trato a la población, pero eso es algo que nunca se cumplió.

355 UNIDADES son de fabricación rusa Ómnibus 4235 y la marca KAVZ-4238.

480 unidades de fabricación mexicana marca Dina fueron las últimas entregadas.