Benjamín Blanco
  • Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Ante un desastre como un huracán o un terremoto, lo primero que puede fallar es la energía eléctrica, y minutos después el servicio de agua potable.

Garantizar que el agua no falte en un municipio al momento de una emergencia, es tarea de un equipo de técnicos y de personal debidamente capacitado que deberá ponerse en acción desde el primer momento.

Ese tipo de respuestas ante una situación semejante forma parte de la “Caja de herramientas para la reducción de riesgos de desastres y adaptación al cambio climático”, que son el resultado de unos 14 años de información acumulada en materia de gestión del riesgo.

A partir de julio de este año, al menos 20,000 de estas cajas de herramientas, estarán siendo distribuidas en las diferentes universidades públicas y privadas del país. Las cajas contienen toda la información concreta y práctica que servirá a la comunidad universitaria como material de referencia en sus investigaciones y trabajos de campo, así como al personal técnico del Sistema Nacional de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres de los 152 municipios del país.

universidades

Telémaco Talavera, presidente del Consejo Nacional de Universidades, CNU, explicó que las universidades han venido trabajando en la capacitación y en especialización de los docentes, para que estos aprendan a desarrollar aquellos conocimientos y herramientas de uso práctico para mitigar el cambio climático o los fenómenos cíclicos como El Niño.

“Y para poder proteger a la gente, pero también para aumentar la producción, restaurar nuestros recursos naturales, y creo que esta caja de herramientas es un ejemplo concreto de un arduo trabajo que hace Nicaragua con diferentes actores, con las universidades públicas, y un ejemplo concreto de cómo se utiliza la cooperación internacional para fines que son de interés del pueblo de Nicaragua”, indicó Talavera.

Este material fue elaborado por instituciones del Gobierno, alcaldías, universidades, gracias al apoyo de la Cooperación Suiza.

“Ponemos a disposición del público las guías e instrumentos de apoyo como por ejemplo una propuesta metodológica para elaborar ordenanzas que contribuyan al ordenamiento territorial de los municipios, así como información sobre los criterios mínimos a considerar para elaborar mapas”, expresa la cooperación suiza a través de una nota de prensa.