•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La masiva movilización en conmemoración del 19 de Julio afectó desde tempranas horas de la mañana a la población que intentó realizar sus tareas cotidianas y resintió que se utilizaran todas las unidades de buses del transporte urbano colectivo, TUC, e incluso rutas interurbanas, para la actividad.

Ramón Hernández, uno de los afectados, dijo al momento de esta entrevista, que ya tenía 40 minutos esperando por la Ruta 114, y agregó que “no era justo que suspendieran las rutas, porque para muchos el sábado también es de trabajo”.

“Otros años el Gobierno ha hecho sus actividades pero ha dejado una parte de buses para la población, pero este año, ninguno. Tengo una hora esperando una ruta”, expresó la capitalina María Eugenia Somarriba, en la parada de buses frente al antiguo Hospital Vélez Paiz. Somarriba lamentó que algunos taxistas se aprovecharan de la necesidad del transporte y cobraran hasta C$80 por una carrera que podría costar la mitad.

El conductor de transporte selectivo, Omar Padilla, se defendió diciendo que cobraba “un poquito más” porque no iban a poder trabajar todo el día y que había muchas calles cerradas.

Los “piratas”

Otro sector que aprovechó la situación, fueron las camionetas piratas, que cobraron hasta C$10 por persona y sobrecargaban sus vehículos.

Marvin Pomares, director del Instituto Nicaragüense de Defensa del Consumidor, señaló que la población estaba advertida sobre la actividad y las zonas de seguridad, pero no hay que olvidar que algunos debían movilizarse por cuestiones laborales o diligencias particulares.

“Soy del pensar que no se debe dejar sin cobertura el servicio de transporte colectivo. Al menos para estas fechas, se debería dejar el 30 por ciento de unidades trabajando, para no afectar tanto a la población”, comentó Pomares. El activista por los derechos del consumidor criticó a los transportistas por no haber informado la medida. “Nada les costaba anunciar antes, hasta qué hora darían el servicio”, dijo.

Después de las 9:00 de la mañana algunas unidades se reconcentraron a un costado del Mercado “Iván Montenegro”, de la rotonda La Virgen hacia el sur, de la rotonda Cristo Rey hacia el sur, y en el Centro Cívico.

 

200 MIL personas en promedio se movilizan los fines de semana por Managua.

 

“No debieron llevarse todos los buses. Otros años dejaron algunos para que uno se transportara, pero este año no dejaron ni uno a la población”.

Elena Rivera, usuaria de transporte público.