• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Expertos del sector construcción señalan que las normas bajo las cuales se rige esa actividad en el país, están desfasadas y es necesario su actualización.

Para discutir los puntos a modificar del Reglamento Nacional de la Construcción, la Asociación Nicaragüense de Ingenieros y Arquitectos, el Colegio de Ingenieros y la Cámara Nicaragüense de la Construcción, tienen cita el 31 de julio próximo con académicos de la Universidad Nacional de Ingeniería y de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua.

El ingeniero estructuralista y arquitecto Armando Ugarte, explicó que el reglamento debe ser armonizado con los nuevos métodos de edificación, pues el que se utiliza corresponde al año 2007 y lo consideran “desfasado”.

“En el actual reglamento no aparecen los nuevos sistemas constructivos como el Convitec, Monolito, etc., son una serie de nuevas formas de edificaciones seguras que no están contempladas, es por eso que queremos actualizarlo”, comentó Ugarte, quien además es docente de la UNI.

El especialista habló de la importancia de la actualización constante de las normas bajo las que se rige el crecimiento urbano.

Falta control

Ugarte manifestó que otro punto importante a tocar es la aplicación del Reglamento, pues “de nada sirve tenerlo y no ponerlo en práctica”.

“Se debe tener un control en las obras para que se cumplan las especificaciones técnicas que están plasmadas en los planos”, dijo.

“Muchas cosas del Reglamento no se están poniendo en práctica, eso significa que se debe especificar que en las construcciones se debe supervisar todo, esta parte está muy débil en el país”, señaló Ugarte.

Destacó que algunas empresas construyen con el pretexto de que hay pobreza, realizando construcciones con materiales de baja calidad, lo cual únicamente resta seguridad y resistencia a la obra.

“También se va a hacer una evaluación de sitios que no son viables para construir, además de los puntos que no se debió haber edificado por la peligrosidad de las fallas”, adelantó Ugarte.

VULNERABLES

El experto dijo a El Nuevo Diario que la vulnerabilidad de las edificaciones en Nicaragua, asociada a que en ellas se emplea materiales de mala calidad y con errores de diseño, es otro punto de la agenda que convoca a representantes del sector construcción.

“En cuanto a las edificaciones de mala calidad, se analizará una serie de normativas que no todas están al momento de construir, pues simplemente no se toman en cuenta por ahorro”, destacó Ugarte.

MALAS EXPERIENCIAS

Ugarte afirmó que las viviendas o edificaciones que colapsaron por el terremoto ocurrido en la capital en abril pasado, fue debido a las malas construcciones. “En general, tenían mal reforzamiento, el concreto era muy pobre, uniones mal hechas, las mezclas de materiales eran incorrectas”, mencionó.

Destacó que las personas deberían verificar si se cumplieron los estándares establecidos en el reglamento cuando adquieren un inmueble. En ese sentido dijo que “las universidades brindan asesorías a las personas que no cuentan con muchos recursos, y así podrán construir con mejores estándares de calidad”.

7 años tiene el Reglamento Nacional de Construcción, que será modificado.