• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Esta vez no había muchas carrozas y los más de 2,500 caballistas que participaban en el desfile hípico de Managua, en honor a las fiestas patronales de Santo Domingo de Guzmán, hicieron sonar las herraduras de sus equinos sobre el pavimento al mismo tiempo que sus animales relinchaban.

Fueron apenas 12 carrozas las que participaron en el desfile hípico del 1 de agosto, por lo que muchos de los caballistas dijeron que “este sí fue un desfile hípico”.

Narciso Mayorga, caballista de la ciudad de León, destacó que en el trayecto del desfile no se topó con carrozas, por lo que se le hacía más fácil a su caballo de raza ibero bailar frente a los miles de espectadores.

En el desfile que partió de los semáforos del antiguo Cine González se pudo observar caballos de diferentes razas, como el irish cob (Irlanda), el andaluz (español), el lusitano (portugués), el caballo peruano, el ibero y el pura sangre inglés.

El desfile inició después de las dos de la tarde y su recorrido fue de 4 kilómetros y medio, según detalló Reinaldo Largaespada, presidente la Asociación de Caballistas de Managua.

“Muy organizado”

Según Ricardo Aguilar Gasteazoro, presidente del Club de Caballistas de Chinandega, el desfile estuvo bien organizado. De su ciudad viajaron a Managua este año alrededor de 30 caballistas.

Aguilar Gasteazoro participa en el desfile hípico de Managua desde 1998.

Por su parte, Francisco Gutiérrez, originario del municipio de Nagarote, mencionó que este año el desfile lo vio más ordenado que los años anteriores. Gutiérrez montaba un caballo anglo-hispano en el cual invierte 1,200 córdobas en concentrado mensualmente.

La mayoría de caballistas entrevistados aseguraron que en el traslado de sus equinos a Managua invierten alrededor de 100 dólares cada uno, pero para aminorar el costo trasladan a los animales en camiones de mayor tamaño.

Seguí al autor en Twitter: @carranzamena84