Ernesto García
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La inesperada ausencia de seis testigos, todos ellos policías de servicio en la Dirección de Auxilio Judicial, DAJ, obligaron a la Fiscalía a pedir la suspensión del juicio contra Álvaro Lenin Leiva Pérez, quien haciéndose pasar como el magistrado Marvin Aguilar, desde la cárcel estafó a varias familias de reos narcos.

Ante la situación referida y a petición del Ministerio Público, el juez Séptimo Distrito Penal de Juicio de la capital, Octavio Rothschuh Andino, reprogramó la continuación del juicio para el lunes 11 de agosto, a las 8:00 a.m.

Ese día deberán declarar los seis testigos que le faltan al Ministerio Público, y serán incorporados la prueba documental y los testigos ofrecidos por los abogados defensores.

Junto a Leiva Pérez también son acusadas otras cinco personas entre las que destaca María Teresa Álvarez, madre del falso magistrado, quien supuestamente hacía las veces de tesorera de la agrupación criminal.

El lunes 18 de enero es el último de los 20 días para la celebración del juicio que se desarrolla bajo la figura de tramitación compleja, es decir, que se duplican los plazos legales.

Perjudicados

En el juicio ya declararon los familiares de reos narcos capturados por la Policía en la llamada “Operación Temis”, conocida inicialmente como “Operación Sur II”, quienes afirman haber sido estafados.

También brindó su declaración como testigo en el primer día de juicio el párroco de Tola, Rivas, Johnny Sevilla, a quien el falso magistrado Marvin Aguilar utilizó para ejecutar la estafa desde la cárcel.