•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El Instituto Nicaragüense de Mujeres No Videntes, INMNV, señaló este martes que no hay peor obstáculo que la mala actitud de la gente y la discriminación contra las personas con discapacidad, por lo tanto implementan una iniciativa de concientización, en especial con los conductores del transporte colectivo.

La iniciativa es apoyada por la Procuraduría para la Defensa de los derechos Humanos, PDDH, señala Verónica Chavarría, presidenta del INMNV, con quienes han capacitado a 900 conductores de buses, gracias a la convocatoria de las autoridades de la Policía de Tránsito.

Chavarría señaló que entre los mayores problemas encontrados está la mala actitud de los conductores cuando una persona no vidente trata de abordar las unidades de transporte colectivo.

No se detienen en sus paradas respectivas, nos dicen que atrasamos, y no hay quien nos indique dónde está el lector de las tarjetas TUC pues no todos los buses la tienen a un mismo lado”, expresó la presidenta del INMNV agregando que muchas veces los buses se detienen frente a baches en la vía, tragantes sin tapa o fuera de sus paradas.

Por su parte, Rosa Salgado, procuradora para las personas con discapacidad, dijo que la intención no es que despidan a los conductores por sus faltas, sino ayudarlos a que cambien de actitud, sin embargo también les recordó que la Ley 763 ya está reglamentada y los obliga a respetar a las personas con discapacidad, de lo contrario hay sanciones contra el conductor o la cooperativa que viole la ley.