•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Instituto Nicaragüense de Mujeres no Videntes, INMUN, señaló que no hay peor obstáculo que la inadecuada actitud de la gente y la discriminación, al informar sobre un proyecto de capacitación dirigido a transportistas, uno de los gremios de los que más se quejan las personas con discapacidad.

Yusaura Cruz Gutiérrez relata que para atender una necesidad, guiándose con su bastón blanco, abordó la ruta 169, en el barrio Milagro de Dios. “Al bajarme de la ruta en el Mercado ‘Iván Montenegro’, el bus se detuvo frente al cauce exponiéndome al peligro. Me di cuenta porque al dar el paso, el bastón tocó el borde. Le reclamé al conductor, quien me trató muy mal y me dijo que los ciegos no deberían andar en las calles, que solo sirven para estorbar y atrasarlos”, comentó Cruz.

Dice que se sintió indefensa, pues no podía identificar el número de la ruta ni al conductor.

De acuerdo con Rosa Salgado, procuradora para las personas con discapacidad, el relato de Cruz es parte de las denuncias colectivas presentadas por las organizaciones de personas con discapacidad ante la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos.

Avances

Salgado explicó que existe una iniciativa del INMUN, que con el apoyo de la PDDH y del Instituto Regulador del Transporte del Municipio de Managua, Irtramma, les ha permitido capacitar a 900 conductores de buses.

“La intención no es que despidan a los conductores por sus faltas, sino ayudarlos a que cambien de actitud, sin embargo, también les recuerdo que la Ley 763 ya está reglamentada, y los obliga a respetar a las personas con discapacidad, de lo contrario hay sanciones contra el conductor o contra la cooperativa que viole la ley”, comentó Salgado.

La procuradora indicó que la Ley 763 especifica que toda persona con discapacidad tiene derecho a ser tratada de forma digna y a hacer su vida de forma normal, tiene derecho al trabajo y tiene derecho a la accesibilidad al transporte público.

“Hemos hablado con los empresarios del transporte sobre la necesidad de dar espera a las personas con discapacidad, pero su respuesta es que ‘quién les va a pagar ese tiempo’”, dijo Salgado.

Verónica Chavarría, presidenta del INMUN, señaló que entre los mayores problemas encontrados está la incorrecta actitud de los conductores cuando una persona ciega trata de abordar las unidades.

“No se detienen en sus paradas respectivas, nos dicen que atrasamos, y no hay quién nos indique dónde está el lector de las tarjetas TUC, pues no todos los buses la tienen a un mismo lado”, expresó Chavarría, quien agregó que muchas veces los buses se detienen frente a baches en la vía, a tragantes sin tapa o fuera de sus paradas, exponiendo al peligro a las personas con discapacidad.

Actividades

Entre las actividades de la campaña de concienciación también está la visita a los medios de comunicación, charlas con los estudiantes de la Escuela de Policía “Ajax Delgado” y en los centros de salud.

Por otra parte, se ubicarán en las paradas de buses y en la Universidad Centroamericana, UCA, en Plaza Inter y en la Asamblea Nacional, donde repartirán un calendario de bolsillo con recomendaciones sobre el trato a las personas con discapacidad visual.

Así mismo, la PDDH realizará en conjunto una jornada de incidencia y de sensibilización por la defensa y promoción de los derechos humanos de las personas con discapacidad, la que se prolongará hasta el 25 de agosto, en conmemoración del Día Nacional de las Personas con Discapacidad.

Salgado expresó que en estos momentos hacen trámites para la reparación de las 35 unidades de transporte colectivo, cuya rampa y ascensor ya no funcionan.

 

7,203 MUJERES ciegas hay en Nicaragua, según los registros de población.

 

10,3 POR CIENTO de la población de Nicaragua tiene algún tipo de discapacidad.