•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

De las 29,465 personas evacuadas y reubicadas en Managua a partir de 2009, el 45.5% fueron atendidas durante 2014, según el informe de la Alcaldía de Managua presentado ante el Concejo.

El secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, expresó que las vulnerabilidades de la ciudad capital ante desastres naturales, sean sismos o inundaciones, son progresivas, y se deben a múltiples circunstancias, en la medida del crecimiento de la población, la deforestación, la sismicidad y el aumento de la basura.

“Desde el 2009 se han realizado diversos esfuerzos para reducir la vulnerabilidad de la capital, logrando bajar la cantidad de puntos considerados de riesgo; pasando de 147 (de los cuales 15 eran clase A en 2009) a 72 puntos críticos, de los que solo 7 son de alto riesgo en 2014,”, indicó el funcionario, agregando que a pesar de esto la fuerza de la naturaleza se impuso.

Destacó que el caso del barrio 18 de Mayo fue un doloroso drama humano en que 9 personas perdieron la vida y 7 fueron rescatadas, con la pérdida total de 4 casas.

Esfuerzo en vano

“Hace dos años en ese punto (en el 18 de Mayo) se realizaron obras para reducir la fuerza de las aguas, pero el 16 de mayo eso no lo pudo contener”, dijo Moreno, recordando que con anterioridad ya se había reubicado a 80 familias, pero parte de la comunidad se opuso a dejar sus casas y la municipalidad no insistió, y en 2011 otra cantidad de familias se tomó nuevamente la zona oeste del muro de la urbanización, que causó la fatalidad.

En el barrio 18 de Mayo, tras la tragedia, se evacuó a 435 familias, y actualmente hay 37 aún con nivel de riego, 25 de las cuales están en riesgo y 19 de ellas en alto peligro, en la zona de la vuelta del cauce.

“Exponen (los pobladores) que sus casas tienen títulos de propiedad y están en riesgo mínimo, pero a futuro la intensidad de las aguas podrían afectarles. Hoy por la noche (ayer) les tendremos lista una propuesta, y este jueves esperamos presentársela a los pobladores, y dependerá de ellos si quieren aceptarla o permanecer en sus hogares”, aseguró Moreno.

Indicó que en el caso del barrio Rubén Darío, igualmente se está tomando la medida de la evacuación para evitar la posibilidad de inundaciones del lago Xolotlán.

Agregó que hasta el momento se han construido 5,893 viviendas sociales, destinadas a 29,465 personas, de las cuales 1,500 casas serán para las reubicadas por la vulnerabilidad ante sismos, mientras tanto, otras 1,500 serán para los evacuados por inundaciones. Se espera que sean entregadas el 30 de diciembre.

 

7,500 PERSONAS Actualmente habitan en 8 albergues temporales, tras ser sacados de lugares de alto riesgo.