•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El paso que conecta la Carretera a Masaya con Sabana Grande, aunque aún está en desarrollo, funciona con solo un carril en ambas vías, y si bien está siendo utilizado, la afluencia se mantiene a un nivel menor.

Según algunos usuarios de la vía y vecinos del sector, el poco uso tiene que ver con varios factores: por un lado, el paso no está terminado en su totalidad, la carretera de Sabana Grande está en mal estado y faltan luminarias en una zona alejada y solitaria, desde la urbanización Ríos de Agua Viva a las Cuatro Esquinas, en la entrada a Esquipulas.

Andrés Corea, vecino del sector, indicó que él tiene la carretera a la orilla de su casa, e igual trabaja cuidando la urbanización, y según ha observado, con costo transitan al día unos 2,000 vehículos por ambos sentidos de la vía, principalmente en las horas pico.

“Aquí el movimiento comienza desde las 5:30 a. m. hasta como a las 7:30 a. m., luego sube a eso de las 11:00 y cae. Hasta la tarde comienza a subir a las 4:30 p. m. y baja a las 7:00 p. m.”, comentó Corea, señalando que eso es poco.

Vehículos de trabajo

Otro del sector es el trabajador de domicilio Michael Chávez, quien afirmó que el tránsito no es muy fuerte en esta vía, y que la mayoría de los que pasan son vehículos de trabajo.

“La mayoría son camiones y camionetas, en menor medida los carros livianos. Hay quienes dicen que tienen temor de pasar por aquí por lo alejado, pero es una zona tranquila. Yo me voy hasta las 7 de la noche, y hasta ahora no he tenido ningún problema ni he sabido de robos”, aseguró Chávez.

Según datos de las autoridades de la Policía de Tránsito, son 26,500 vehículos los que transitan por la carretera a Masaya en las horas de mayor movimiento, y el paso de esta zona del campo de golf Country Club fue liberado hasta la carretera principal de Sabana Grande, cuya vía llega hasta el Mercado de Mayoreo, con la finalidad de descongestionar el paso de Masaya, ruta principal para el ingreso a la capital.

Oscuro y solitario

Por su parte, Alejandra Martínez indicó que ella por la mañana conduce por la nueva vía para acortar camino y llegar a Managua, y se ahora hasta 40 minutos, pero por la noche prefiere ir por la Carretera a Masaya.

“Por la noche la vía alterna es solitaria y oscura. No hay luminarias, así que prefiero no arriesgarme”, expresa Martínez.

Para el conductor Rogelio Montez, el problema es la carretera de Sabana Grande, pues está bastante deteriorada.

“Cuando comenzaron a trabajar en la entrada de la urbanización Ríos de Agua Viva, ampliaron la carretera y rompieron a las orillas dejando grandes montones de tierra. Eso después se lo llevaron, pero quedó bien sucio un buen tramo, luego hay que “surfear” hasta el tramo de Villa Dignidad, donde la carretera está muy buena”, dijo Montez.

Finalización

Según el anteproyecto del Plan de Inversión Anual 2015, de la Alcaldía de Managua, para el próximo año se concluirán los trabajos sobre la vía alterna. En este caso se destinarán C$58,554,000 para la segunda fase del revestimiento con concreto hidráulico, que corresponde a los carriles externos en las dos bandas de la vía, con ancho de 2.8 metros cada uno.

La municipalidad invertirá C$10,904,052 en 640 metros, con los componentes viales, como derecho de vía y obras para el drenaje pluvial.

Además, se harán trabajos de replanteo del trazado de la vía, así como sondeo y trabajos de reubicación de la infraestructura existente, tales como fibra óptica, tuberías de agua potable y electricidad.

El paso tendrá cuatro carriles en cada vía. En el lado oeste de la carretera se incluirán 8,372 metros de largo y 2,3 de ancho para la circulación destinada a las mototaxis.

Actualmente, hay obreros trabajando en las obras de drenaje pluvial en de la carretera.

 

69,4 MILLONES Se destinarán en 2015 para la conclusión de las obras de la vía alterna Country Club-Sabana Grande.