•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un poco más y el primer día del 2015 pudo resultar el último para un ciudadano no identificado, que terminó en el fondo del cauce junto a la avenida Isidro Centeno, a media cuadra de las oficinas centrales de la Dirección de Tránsito de la Policía Nacional, en el Distrito V.

Según Catalina Orozco, testigo del hecho, el señor es un bebedor consuetudinario que se mantiene a la orilla del cauce y al parecer, por su condición de alcohólico, terminó resbalando, dio vueltas y cayó hasta el fondo donde terminó con golpes en todo el cuerpo.

Tras el incidente, un vecino avisó a la Dirección General de Bomberos, quienes llegaron a su rescate, junto con una unidad de ambulancia para ser trasladado.

Ninguna de las personas curiosas que observaban el suceso supo dar cuenta del nombre del ciudadano y se limitaron a decir que no era del sector del Barrio Isaías Gómez.

Los miembros de la unidad de rescatistas señalaron que la persona cayó de una altura de ocho metros, sufriendo politraumatismo y escoriaciones por la caída y debieron ponerle collarín para evitar una fractura del cuello. Dijeron desconocer el nombre de la persona de aproximadamente 50 años, que vestía camiseta verde y pantalón crema.

El accidentado fue trasladado al hospital “Manolo Morales”, donde los especialistas evaluarían el nivel de gravedad de las heridas sufridas.