•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las aguas fétidas y las suciedades de dos moteles son las que brotan como fuente del sistema de drenaje tapeado, que afecta a una veintena de familias.

El problema ocurre del portón del Cementerio Oriental, dos cuadras al oeste y una al norte, donde bajan las aguas del Mercado Periférico, además de los moteles Marrele y el Recreo.

Judith Aguirre señala que ya no soportan el hedor de las aguas putrefactas, con las que saltan los condones y las toallas sanitarias que lanzan de los moteles al drenaje.

“Aquí a la semana pasa tres veces el tren de aseo, sin embargo, lanzan todas esas cochinadas, que junto con la grasa que lanzan de un taller, toda esa basura se pega y bloquea el drenaje”, indica Aguirre, quien dice no poder ni comer con el hedor en el ambiente.

Otra vecina afectada es Luz Marina Aguirre, que aún tiene herida de parto y con su recién nacido, teme que ella o su bebé sufran de una infección, ya que por la obstrucción del drenaje, la tubería de su casa colapsó y tiene un río de aguas sucias en el patio de su casa.

“Mire cómo sale el agua cochina del tuvo. Desde la semana pasada comenzó eso. Aquí no podemos ni usar el servicio higiénico, ni los baños y tenemos que andar molestando a los vecinos que no tienen ese problema”, alegó.

Cuadrilla cobra

Por su parte, la señora María Luisa Obando señaló que ha llamado a las autoridades competentes pero una cuadrilla de un manjol solo sacó las cochinadas de los moteles, dos sacos de condones y toallas sanitarias en lodo grasoso y se fueron.

“Llamamos a Luis Peralta de la Alcaldía y a Douglas Zúñiga de Enacal (Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados) y seguimos con el problema. La cuadrilla dijo que volvería y no lo hizo”, comenta la señora Obando.

Según los vecinos, la cuadrilla que hizo una visita relámpago, dijeron que alguien les tenía que pagar C$500 para que un camión drene la tubería de la calle.