•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Alrededor de 200 motociclistas participaron ayer en la “Segunda Caravana Popular 2015”, durante la cual nuevamente demandaron una reforma a Ley 431, de Régimen de Circulación Vehicular e Infracciones de Tránsito, orientada a reducir los montos de las multas así como los traslados al depósito municipal.

La caravana, que transcurrió de manera pacífica aunque sin el permiso policial que se requiere para este tipo de movilizaciones, partió de la gasolinera Puma de Metrocentro y se dirigió a los Distritos Dos y Tres de Policía; posteriormente los participantes se plantaron a las afueras del depósito vehicular municipal y concluyeron su recorrido en el Complejo Policial “Ajax Delgado”, lugar que estaba resguardado por un fuerte dispositivo policial.

Carlos Kabistán, presidente de la “Caravana Popular 2015”, dijo que el propósito de la marcha era protestar pacíficamente contra los abusos que, afirma, sufren los motociclistas por parte de los agentes de Tránsito, en cuanto a los traslados irregulares al depósito vehicular y la aplicación de multas.

“Nosotros estamos de acuerdo que si un motociclista incurre en una infracción a la Ley de Tránsito, merece que se le multe, pero no que sean montos tan elevados que no están ajustados a la economía real de la población”, alegó Kabistán.

REFORMAR LEY

Kabistan agregó que están siendo apoyados y asesorados por el Centro Jurídico de Ayuda al Consumidor, para presentar ante la Asamblea Nacional una iniciativa de reforma a la Ley de Tránsito.

Ellos plantean que se apliquen multas escalonadas, es decir, de acuerdo al salario que devenga el multado. “Ya tenemos las 5,000 firmas necesarias, vamos a llegar a la Asamblea el jueves con nuestra propuesta”, informó.

SIN PERMISO

“Además, queremos que el depósito municipal sea solo para los vehículos de los ebrios y que haya un mecanismo para que el ciudadano se pueda amparar ante una multa mal aplicada, porque la Policía aplica la ley a su modo”, aseveró Kabistán.

Por su parte Leyser Picado González, vicepresidente de la "Caravana Popular 2015”, manifestó que aunque presentaron todos los requisitos para que la institución policial les brinde un permiso para realizar la caravana, no se les emitió la autorización.

“Sin permiso hicimos la marcha, la Policía ha puesto muchas barreras para frenarnos, hicieron operativos los días viernes y sábado donde arrestaron a unos 75 motociclistas sin motivos reales; todo para que no participaran en la caravana, y los trasladaron al depósito. La Policía debe parar con sus abusos”, detalló Picado.

En declaraciones anteriores, el segundo jefe de la Dirección General de Seguridad del Tránsito de la Policía Nacional, comisionado Norman José Castillo Alaniz, manifestó que la Policía está obligada a escuchar a la ciudadanía, y tienen derecho a protestar.

Destacó que a pesar de las quejas, en lo que respecta a motos, el parque vehicular nacional creció el 35% este año, lo que significa 75 mil unidades más que el año pasado, pero las multas impuestas a estos vehículos solo se incrementaron en un 5%.

Por su parte el comisionado mayor Roberto González Kraudy, jefe de la Dirección de Tránsito Nacional, explicó que todas las personas tienen derecho a apelar cualquier multa de tránsito si consideran que es injusta.