•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En el olvido se sienten pobladores de varios barrios de la comarca Sabana Grande, quienes demandan a la Alcaldía de Managua el desarrollo de proyectos directos, en especial, el drenaje pluvial y alcantarillado sanitario.

El ciudadano Óscar Matute señaló que la calle principal es uno de los pocos avances que ha tenido la localidad, pero prácticamente todos los barrios están en el abandono: caminan entre charcos fétidos por la falta de drenaje, los afecta el polvo en verano y los lodazales en el invierno.

“El avance no existe aquí. Sabana Grande está dividida por los límites de los Distritos VI y VII, pero los proyectos no llegan aquí. Avances se podrán ver en Villa Dignidad y ahora en Ciudad Belén, donde invierten millones, pero nosotros continuamos como barrio rural. Nos tienen olvidados”, alega Matute.

Por su parte, Dionisio Sanabria, habitante del barrio “4 de Noviembre”, alegó que la urbanización todavía no llega a la comarca en la que vive desde 1984.

“Aquí algunos avances se han tenido por proyectos de urbanizaciones, que pavimentan sus accesos, y por algunas empresas, pero la Alcaldía de Managua no nos toma en cuenta. En invierno, con las correntadas esto es horrible y se mete en las casas. Por la ausencia de red de tubería para aguas negras y falta de atención municipal, la comunidad pensó en cooperar para meter tuberías y sacar del barrio las aguas servidas, pero por falta de apoyo de algunas personas está pendiente”, expresó Sanabria.

Reyna González, habitante desde hace 36 años de la comarca, señala que hay cierto nivel de desarrollo, pasando de ser el poblado de una zona puramente agrícola y donde criaban hasta ganado, a una comunidad establecida, aunque las calles siguen de tierra y sin drenaje.

“Aquí hay cantidad de empresas, además de una docena de urbanizaciones que buscaban la tranquilidad de la zona, pero ahora últimamente esto se ha roto. No quiero discriminar a nadie, pero desde que se instalaron quienes vivían a la orilla del lago y quienes fueron afectados por los terremotos en Ciudad Belén, vemos mayores problemas de robos”, comentó González, señalando que ahora ese es otro problema.

Para Paula Leiva, es un desconsuelo ver las calles llenas de charcos y el mal olor que eso despide. Además, dice que es esto produce enfermedades como infecciones, malaria e incluso el chikungunya, del cual se han registrado varios casos en su comunidad.

Poca inversión

Según el Plan de Inversión Anual 2015, solo hay dos proyectos específicos que abarcan a Sabana Grande: la segunda fase de la vía alterna Country Club-Sabana Grande, así como el mejoramiento vial del tramo urbanización Ríos de Agua Viva-al poblado Sabana Grande. Sin embargo, estos fueron planificados para aliviar el tráfico en Carretera a Masaya.

La rehabilitación del parque ecológico La Sabana fue presupuestada en el Plan de Inversión Anual por C$2 millones, pero las obras nunca se realizaron y el área continúa en abandono.

Uno de los proyectos más importantes para Sabana Grande ocurrió en 2012, cuando revistieron la pista principal con cemento hidráulico, que costó C$30 millones.