•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Enero ha sido un mes duro para las cuadrillas de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, las que piden a la población evitar lanzar basura en la red de aguas negras para que el sistema no se obstruya y genere inconvenientes a la población.

El jefe de cuadrilla de Enacal, Carlos González, señaló que en el último mes su labor ha sido dura, por la mala costumbre de la población de lanzar desperdicios, provocando la obstaculización del flujo de las aguas, que terminan rebalsando los manjoles.

Problemas de obstrucción del sistema de las aguas negras se han reportado en la zona de El Dorado, barrios El Edén y Costa Rica, por lo cual algunos afectados señalan que tiene que ver con los trabajos del paso a desnivel en Rubenia.

“Hemos hecho varios trabajos y se debe a la basura o a raíces, en el caso de El Dorado, donde la tubería es vieja, de concreto, las raíces rompieron y entraron en la tubería. Allí metimos una sonda y cortamos las raíces. Esto no tiene nada que ver con la construcción del paso a desnivel, sino con la basura que la gente lanza”, aseguró el funcionario de Enacal.  


Desperdicios 

Indicó que igual sucede con la red del drenaje pluvial, atestado de desperdicios y utilizado por la población como basurero.

Sheila Sánchez, habitante del barrio Costa Rica, señaló que los operarios de Enacal limpiaron las tuberías y de ahí sacaron un cerro de arena de más de un metro de alto, revuelta con todo tipo de desperdicios.