•  |
  •  |

Testimonios que aparentemente abonaron muy poco para su defensa brindaron, la tarde de ayer, los cuatro reos sospechosos de participar en los crímenes de un cambista y un motociclista.

Jairo William Román, alias “El Santero” y presunto cabecilla del grupo criminal que ultimó al cambista Oscar Real Herradora y al motociclista Guillermo Alvarado, el 13 de noviembre de 2014, brindó un testimonio calificado como “fantasioso” por la parte acusadora.

“El Santero” confesó ante la jueza Décimo Tercero Penal de Juicio, Fátima Rosales, que él presenció el robo y posterior asesinato del cambista.

Román describió al pistolero que ultimó a Real como un hombre alto, gordo, que vestía pantalón jean azul y camisa color café a cuadros. La misma descripción que hicieron varios testigos del hecho el día del suceso, y la cual llevó a las autoridades llegar hasta él.

Por su parte, Constantino García, apodado “Tino”, reconoció ante la autoridad judicial que la Policía le ocupó un fusil AK-47 que tenía “colgado” en su casa “como recuerdo de un su hermano, ya fallecido”.

García es mencionado de participar en otros robos como parte del mismo grupo y, según quienes lo señalaron en el juicio, él utilizaba un arma similar a la que le ocupó la Policía.

Francisco Huete, otro de los reos que declaró como testigo, afirmó que él está siendo involucrado en el robo a una casa de préstamo situada en el Mercado de Mayoreo --que se le atribuye al mismo grupo--, “porque no quiso colaborar como informante de la Policía”.

El juicio para los cuatro acusados concluirá hoy con los alegatos conclusivos, que iniciarán a las nueve la mañana. Posteriormente, la jueza Fátima Rosales emitirá el fallo.

 "Yo mire a los que mataron a ese señor cambista, pero no fui yo quien lo mató”. Jairo William Román

alias “El Santero”.