•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Dos días más el servicio de agua potable estará suspendido en algunos barrios capitalinos, mientras finalizan las labores de acoplamiento de tuberías de dos nuevos tanques de almacenamiento de agua por parte de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal.

“Desde las tres de la tarde del lunes, cortaron el agua y nos pasaron diciendo de casa en casa que será por tres días que la estarán cortando”, comentó Karen Velásquez, habitante de Batahola Sur, mientras esperaba su turno, entre unas treinta personas, para recolectar agua con dos baldes en una paja de las oficinas centrales de Enacal.

En declaraciones a medios oficiales, el gerente de operaciones de Enacal, ingeniero Oscar Estrada, señaló que están ejecutando el acople de tuberías de 24 pulgadas. Estas van a permitir integrar un sistema de dos tanques para el bombeo correcto desde la laguna de Asososca y mejorar la distribución, dijo.

Debido a la ejecución de la obra, se suspenderá el bombeo del suministro de agua durante un período de 12 horas a algunos barrios de los distritos I, II y III de Managua.

“Es necesario esto porque nos permitirá un sistema adecuado de fuentes, tanques y red, lo que contribuirá a tener una mayor capacidad de cobertura y menos fugas de agua”, comentó Estrada.

Asimismo, explicó que actualmente bombean el líquido de la laguna hacia la red de distribución que va directamente al usuario. Con la construcción de los pozos, se adecuará el sistema de tal manera que desde la laguna se va a bombear a los tanques y de los tanques el agua se distribuirá al consumidor.

Con la ejecución de la obra, otro beneficio será que el agua estará garantizada cuando falle la energía, almacenando lo suficiente para un consumo de casi 24 horas, si fuese necesario.

Pobladores ansiosos

La ciudadana Ada Bermúdez, que habita en la calle donde se instala la tubería, dijo que el agua potable ahí no la cortan, pero desde el lunes reciente no hay suministro entre seis a diez horas.

Indicó que hace un mes los obreros comenzaron a trabajar, rompieron la vía para instalar la tubería y levantaron mucho polvo. En vista de seo, Bermúdez espera que terminen pronto.

En tanto, la señora Luisa Martínez expresó que sufrir un poco no le importa, porque será para el beneficio de todos.

“Yo ya tengo agua. Los de Enacal ya casi terminan ahí, prácticamente solo les falta tapar la zanja. Solo espero que cumplan con lo de la calle y la dejen tal y como la encontraron. Si no tienen que avisarle a la Alcaldía de Managua, para que componga la calle”, comentó la señora Martínez.