•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • END

La Cooperación Suiza invertirá este año US$24 millones en el país, especialmente en la adaptación al cambio climático en el Corredor Seco y en la promoción de la producción de cacao en el Triángulo Minero, esto último con miras a potenciar el desarrollo competitivo del rubro a nivel internacional.

Los representantes de la Cooperación Suiza en Nicaragua presentaron en Managua los planes que tienen para este año, luego de rendir un informe sobre el impacto que tuvieron los proyectos sobre desarrollo económico e inclusivo, gobernabilidad y cambio climático que ejecutaron en el 2014 con una inversión de US$22 millones.

El director residente de la Cooperación Suiza, Hubert Eisele, señaló que la ayuda estuvo dirigida a proyectos de desarrollo económico e inclusivo, gobernabilidad y adaptación al cambio climático; entre los logros alcanzados destacó que 13,600 productores incrementaron la productividad de sus cultivos y que 76,000 personas se beneficiaron con la rehabilitación del 13% de la red de caminos.

Familias beneficiadas
Asimismo, fue posible que un total de 5,500 fincas agropecuarias del Corredor Seco (Madriz, Nueva Segovia y Estelí) integraran prácticas de adaptación al cambio climático como la cosecha de agua, la conservación de los suelos y el uso de semillas resistentes, explicó por su parte Marylaure Crettaz, asesora regional en desarrollo económico y rural de la Cooperación Suiza.

En el caso de la promoción de la producción de cacao en Bonanza, Siuna y Rosita, la idea es fortalecer las capacidades productivas e incentivar alianzas público-privadas para la investigación, productividad y comercialización del producto. Este proyecto tiene una duración de 10 años y su primera fase inició a finales de 2014 finalizando en 2017, con una inversión de US$4.5 millones.

Las contrapartes son el Ministerio de Economía Familiar como ejecutor principal y la Organización de las Naciones Unidas como asesor técnico y beneficiará a 1,200 familias de la zona. Un elemento importante del proyecto es que “se acompañarán las mesas de diálogo para articular el intercambio público privado y promover el desarrollo competitivo del rubro, tanto a nivel territorial como nacional”.

480 horas logran recuperar al año las mujeres de familias que acceden al servicio de agua potable, facilitado por la Cooperación Suiza.