• Managua |
  • |
  • |

En zozobra están los habitantes del extremo Este del barrio “Rubén Darío” y del barrio Los Pescadores, ante la posibilidad de ser afectados por el proyecto de ampliación del turístico Paseo Xolotlán y la pista que permitirá una conexión con la Carretera Norte.

Durante la presentación del informe de la donación de los fondos de China-Taiwán, en enero 27, el secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, mostró el diseño de ampliación del Paseo Xolotlán que incluye la construcción de la pista.

La imagen proyectada en el Concejo revela que la obra afectaría a una parte de los habitantes del sector, pues la pista conectará la primera etapa del complejo turístico, con el anexo en desarrollo a través de la vía que pasa por los parques Bartolomé de Las Casas y La Candelaria, hasta empalmar con la Carretera Norte.

Obreros que desarrollan el proyecto confirmaron que los planos muestran las afectaciones a parte del barrio. “Esto llegará casi hasta los muros de Enabas. En los planos está que la pista se llevará una parte del barrio. Toda aquella gente se va”, afirmaron varios trabajadores.

Nada oficial

José González, vecino del sector, también ha conocido que una parte de los habitantes se irán, lo que incluye el terreno donde Olinto Manzanares tiene un centro de recolección de materiales reciclables.

“A mí no me han dicho nada oficial, pero están los rumores. Aquí tenemos treinta años de habitar el barrio y estamos en espera de qué pasará”, expresó Manzanares.

Por su parte, la señora Lilliam Aráuz, alegó que hace dos meses, unas personas estuvieron midiendo los terrenos y le aseguraron que iba a ser afectada por la pista. “No tenemos ninguna notificación, pero esperamos que al menos nos avisen con tiempo. Dicen que se va toda la punta de plancha y hasta parte de la escuela”, comentó Aráuz.

Mientras tanto, Martha Rosa Mendieta, comentó que hace dos semanas en una reunión con la alcaldesa Daysi Torres, esta les aseguró que no los moverán. Sin embargo, los habitantes de la punta de plancha no fueron invitados.

Carla Reina, del barrio Los Pescadores, quien vive a orillas del muro de Enabas, dijo que están en zozobra por no saber qué sucederá con ellos. “También nos han dicho que van a llegar por aquí”, expresó mientras al fondo se observaba ya una montaña de tierra, como parte de la obra.

En el caso de Carmen Morán Guerrero, alegó que su terreno tiene título, así que no la pueden sacar.

La concejal del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, Rosa Argentina Navarro Sánchez, indicó que lo único que conocen del proyecto es lo presentado por Moreno.

“No tenemos los planos específicos, así que todavía no podemos valorar el alcance del proyecto y cuántas personas serán afectadas y cuántas no. Vamos a tener una reunión de bancada y visitaremos el sitio para analizar la situación”, dijo la concejal, destacando que si hay gente afectada, la municipalidad deberá indemnizar a sus propietarios.