•   Managua  |
  •  |
  •  |

“Managua debería ser compacta, así tendría muchos beneficios”, explicó Fred Gonlag, urbanista holandés y colaborador de la Alcaldía de Managua (Alma) en temas urbanos. La primera ventaja sería el ahorro de los servicios básicos en la capital.

El especialista indicó que con una ciudad más ordenada se ahorrarían kilómetros de tuberías, lo que haría que el costo del agua sea más barato, además habría menos cableado, lo que abarataría la tarifa de energía eléctrica.

Según Gonlag, los servicios básicos de Managua se han vuelto costosos por la extensión que la ciudad tiene actualmente, esto debido al crecimiento sin control y desproporcionado que ha tenido luego del terremoto de 1972.

Además manifestó que una ciudad más compacta tendría distancias más cortas, lo que beneficiaría a los habitantes con el factor tiempo. “Todo lo necesario estaría al alcance,  actualmente las distancias en Managua son muy largas, con una ciudad ordenada los trabajos y comercios estarían cerca”.

CONSTRUCCIÓN VERTICAL

El urbanista comentó que sería ideal comenzar a realizar construcciones verticales para vender o alquilar apartamentos, pues ayudaría a mejorar el tema habitacional.

“Estos apartamentos no necesariamente tienen que ser más caros que las viviendas de una sola planta, la gente tendría más acceso habitacional”, afirmó Gonlag.

En tanto, Gerald Pentzke, exdirector de Urbanismo de la Alcaldía de Managua, dijo que efectivamente una ciudad más compacta reduciría todos los costos administrativos de la comuna, pues se invertiría menos en infraestructura.

“Una ciudad más compacta es más eficiente y lógicamente fácil de administrar, los camiones de basura reducirían su recorrido, la delincuencia en la ciudad estaría más controlada, porque las estaciones policiales tendrían un mayor rango de acción, todo sería ventajoso”, destacó Pentzke.

¿ES POSIBLE?

Pentzke resaltó que para lograr una Managua compacta se necesitaría una mayor densidad de ocupación de suelo, lo cual solo se lograría construyendo más en cada terreno.

“Esto nos lleva a la viabilidad de construir edificios de apartamentos”, indicó. En ese sentido, explicó que la desventaja de erigir estos edificios son los altos costos de construcción que hay en el país, lo que generaría que los departamentos no sean accesibles para todas las personas, sino que solo para un “segmento económicamente alto”.

“No creo que construir edificios de apartamentos resuelva el tema habitacional, ya que las personas que adquirieran estos apartamentos serían de clase alta y media alta, lo que sí solucionaría es el tema de compactar la ciudad y hacerla más eficiente”, concluyó Pentzke.

Por su parte, Armando Ugarte, ingeniero estructuralista y arquitecto, señaló que sería totalmente viable la construcción de edificios con fines habitacionales en Managua, pese a que es una ciudad sísmica.

“Hay que desmitificar que en Managua no se puede construir verticalmente, la gente cree erradamente que las casas de una planta son las que más aguantan  a los sismos o terremotos y eso no es cierto, con estudios correctos de suelo se puede edificar estructuras seguras”, detalló Ugarte.

Asimismo, manifestó que las construcciones deben realizarse con diseños sismo-resistentes, edificar con buenos materiales de construcción y tener una eficiente supervisión.

“Hay que cumplir con todas las normas de construcción, siguiendo eso las construcciones habitacionales verticales serían muy viables”, insistió.

Agregó que esas obras serían la solución perfecta para que Managua deje de crecer horizontalmente de forma desordenada.

El año pasado la Alcaldía de Managua presentó a la Agencia de Cooperación Internacional del Japón una solicitud para ejecutar el ordenamiento territorial del área metropolitana de Managua. La asistencia técnica, que se estaría ejecutando este año, tendría una duración de 20 años.