•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • END

Protección bajo techo, mayor seguridad, bancas y orden son condiciones que los usuarios del transporte urbano colectivo de Managua desearan encontrar en las paradas de buses, según una consulta hecha por El Nuevo Diario.

La realidad es que la mayoría no tienen señalización y se han transformado en islas atestadas de comerciantes, situación que la municipalidad con el respaldo del Gobierno Central piensa comenzar a cambiar por medio de un plan de mejoramiento de 200 de los más de mil espacios para esperar el transporte.

“Esta parada de buses, Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, Managua (UNAN), se mantiene saturada, no solo de estudiantes sino también de pequeños negocios en los andenes. Aquí tenemos que esperar las rutas prácticamente en la vía”, indicó el estudiante Wilfor Hernández.

Jorge Potoy señaló que se necesitan nuevas casetas, una bahía y protección mientras esperan las rutas.

“En este lado no hay señalización de qué rutas pasan, ni bahía, y al otro lado (de la calle) es igual, además allá no hay espacio techado y teniendo un cauce al lado, no hay lugar suficiente para esperar la ruta”, señaló el también estudiante de la UNAN-Managua.

Peligroso

La pobladora Gertrudis Castaño dice que la invasión de comerciantes en la zona del centro comercial Metrocentro y en la parada de la Universidad Centroamericana (UCA) expone al peligro a los usuarios, ya que se ven obligados a esperar las rutas en plena vía.

“Al menos aquí hay paradas establecidas, pero en la mayoría de los lugares no existen. De las pocas que hay están destruidas o manchadas”, indicó la señora Castaño.

Por su parte, Rubén Arriola, director de Promotoría del Bufete Jurídico de Ayuda al Consumidor, dijo que las administraciones municipales de Herty Lewites y Dionisio Marenco hicieron esfuerzos por mejorar las paradas de buses, pero la inversión se detuvo y actualmente son un desastre.

“Las condiciones básicas son un lugar con bancas para sentarse y estar cubierto del sol o la lluvia, que exista una bahía en las zonas más concurridas, que estén señalizadas y se enumeren las rutas que se detienen ahí”, expresó Arriola.

El director de Promotoría, señaló que otras cosas que faltan son un sistema braille para que los no videntes identifiquen qué rutas pasan por el lugar, e iluminación, o que al menos sobre las paradas haya una luminaria.

“El gobierno anunció un proyecto de reparación, y esperemos que se den las condiciones necesarias para la población”, comentó Arriola.