Lizbeth García
  •  |
  •  |

El Consejo de Dirección del Instituto Nicaragüense de Energía (Ine) le dio trámite a la denuncia que presentó el Centro Jurídico Social de Ayuda al Consumidor referida a supuestas anomalías en la prestación del servicio eléctrico, notificando a los denunciantes y denunciados que abrieron un juicio sumario y que la presentación de alegatos está programada para el próximo 23 de abril.

Juan Carlos López, coordinador del Centro Jurídico Social de Ayuda al Consumidor, explicó que la denuncia está fundada en las quejas de 25 clientes de Managua y Carazo que reclaman la empresa distribuidora de energía nueve puntos específicos entre los que destaca: realización de cortes de energía en fines de semana y días feriados; y la aplicación de consumos estimados, donde no existen medidor o el mismo está en mal estado.

Además, según la queja, los consumidores no reciben la colilla de lectura del medidor; a los nuevos clientes no se les devuelve en tiempo y forma el depósito y los medidores siguen siendo instalados a más de 2.5 metros de altura, donde no se puede leer, entre otros.

“Por eso estamos llamando a toda la gente que está inconforme y que puede fundamentar su caso, a que se sume al reclamo”, apuntó López.

En el proceso sumario se busca una sanción administrativa para luego reclamar en la vía civil y penal.