•   Managua  |
  •  |
  •  |

Al menos 40 bomberos han tenido que batallar durante dos días para combatir un incendio en las laderas de la laguna de Nejapa, ubicada al sur de Managua.

“Aquí se han movido 25 bomberos voluntarios, tres equipos completos de la Dirección General de Bomberos de Nicaragua (DGBN), más un equipo de Sinapred para tratar de controlar el fuego”, precisó Gerardo Barreto miembro de la bridada participante.

Según Barreto las características del terreno, el fuerte viento, pero sobre todo la alta presencia de basura en el lugar han sido los factores adversos que han complicado la extinción completa del siniestro.

Quemas irresponsables

Por su parte, José Velásquez, teniente de la DGBN, explicó que  el incendio se originó la tarde de este viernes y fue provocado por cazadores locales que prendieron fuego en las laderas de la laguna.

“Ayer (viernes) a eso de las cuatro de la tarde se nos informó de afectaciones por quemas en la parte Este de la laguna, nos hicimos presentes y constatamos que ocurrió un incendio provocado por cazadores, varios compañeros les dieron persecución, pero los cazadores realizaron más quemas para huir”, refirió Velásquez.

Según el bombero, la quema fue controlada durante la noche del viernes, sin embargo, el fuego se reactivó en la ladera sur del manto acuífero durante la mañana de este sábado.

“Nos volvieron a llamar a las 10:20 de la mañana (sábado) para informarnos que se había reactivado el fuego por este lado y desde esa hora estuvimos batallando”, comentó Velásquez.

Por su parte Liliam Solís López, vecina del sitio, comentó que durante esta época del año es constante que muchas personas bajen a la laguna para tratar de cazar algunas de las especies que allí habitan.

“Buscan garrobos y cusucos principalmente, y por eso inician fuegos en la zona. Ayer viernes fue por la parte más baja de la laguna, ya hoy (ayer) fue por la parte superior el incendio”, mencionó Solís.

Solís agregó también que todavía en las laderas de la laguna hay algunas especies de serpientes, tales como boa, bejuquilla y ratoneras, además de más tortugas y peces que despiertan el interés de cazadores.

Basura es polvorín

Uno de los factores que limitó el trabajo de los bomberos fue la gran cantidad de desechos que hay en los alrededores de la laguna. La mayor cantidad de la basura es plástica y funciona como combustible perfecto para propagar el fuego provocado.

A eso se suma que en esta época seca la maleza es consumida rápidamente por las llamas.

Los bomberos no precisaron el total del área afectada  en la laguna, pero sí consideraron que al menos durante la primera etapa del incendio del viernes unas seis manzanas fueron consumidas por el fuego.