• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La queja de la población es constante por el mal servicio del transporte urbano colectivo y la actitud indebida de algunos conductores que exponen al peligro a los usuarios.

Entre seis y dos años tiene de haber sido entregada la nueva flota de buses para la ciudad de Managua, sin embargo en tan poco tiempo muchas unidades se observan muy deterioradas.

La renovación de la flota se implementó a través del Gobierno central, mediante Alba Transporte, que se encargó de comercializar los buses con la Caja Rural de Ahorro y Crédito (Caruna), la cual introdujo cuatro tipos de unidades: dos versiones rusas con capacidades de 32 y 60 personas máximo; y dos de origen mexicano.
35 de los autobuses cuentan con rampa para sillas de ruedas.

La primera entrega comenzó en julio del 2009, con 110 buses procedentes de la Federación Rusa, marca KAVZ-4238; la segunda se realizó en agosto del 2011, para un total de 355.

En el caso de las unidades de la empresa mexicana DINA Camiones S.A., la primera entrega se hizo en octubre del 2011 y la última entrega está fechada en marzo del 2013, sumando 480 buses de este tipo.

En Managua el pasaje del transporte urbano colectivo se mantiene en C$2.50 y cada día se movilizan un poco más de 853,000 usuarios en una flota compuesta por 835 unidades modernas, pero que ya muestran muchos daños.