•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

La próxima semana será obstruido el paso por la Carretera Nueva a León, como parte del proyecto de drenaje que se desarrolla en la zona. Según los trabajadores, se realizará la ruptura de la calle para colocar nueva tubería y captar las aguas pluviales que bajan de la zona sureste del barrio Mirna Ugarte, en el Distrito II.

Los obreros comentaron que se cerrará el paso frente al hospital Carlos Roberto Huembes. En el caso de la vía de Oeste a Este, los vehículos deberán utilizar la cuesta El plomo para ingresar o salir de Managua, o bien, atravesar el barrio Mirna Ugarte para tomar la Carretera Panamericana. 

Aunque el secretario general de la Alcaldía de Managua, en la reciente presentación del proyecto, comentó que era muy probable que el cierre ocurriera este fin de semana, trabajadores de la municipalidad comentaron que posiblemente el lunes por la noche el paso sea roto para introducir la tubería. 

El proyecto es el denominado “Mejoramiento vial y drenaje pluvial en el barrio Mirna Ugarte y barrios del entorno”, que incluye los barrios Ayapal, la colonia Argüello y el reparto Lomas de Motastepe.

La obra 
El proyecto implica la introducción de tubos de 1.8 metros de diámetro a 8 metros de profundidad con inclinación. Teniendo un total de 1,930 metros de tuberías con capacidad para 9.5 metros cúbicos de agua por segundo, permitirá despejar 5,000 metros cúbicos de agua en la zona.

Según los planos presentados por Moreno, las obras implican la introducción de toda un red de tuberías que parten de la vieja mina de material selecto que está frente a la embajada de Estados Unidos y cruza la Panamericana hasta el parque Las Piedrecitas, atraviesa la vía y corre frente al hospital Carlos Roberto Huembes para conectar con los barrios Mirna Argüello, Ayapal y la colonia Arguello.

Tubería a punto de doblar
El fin de semana pasado se cortó la Panamericana y se conectó a la red de Las Piedrecitas, que tiene un 90 por ciento concluido y cuya tubería está a punto de doblar hacia la Carretera Nueva a León.

El objetivo del proyecto es evitar las inundaciones de la zona durante la temporada de invierno. Este es un problema que en años anteriores ha anegado todo la zona, incluyendo el hospital Carlos Roberto Huembes, que el año pasado sufrió pérdidas en equipos especializados.