•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los camioneros que abastecen las bodegas de una empresa de plásticos y una ferretería, en el kilómetro 4 de Carretera Norte, han sido las principales víctimas de la base de concreto que no se utilizó para la instalación de los semáforos inteligentes.

Aunque la instalación de los modernos semáforos ya se realizó sobre la Norte, en los semáforos de los Plásticos Modernos quedó una pequeña base y un hueco, a su lado.

“Ahí pasan los furgones y les cuesta doblar del Este hacia el Norte, por el pedazo de concreto que dejaron sobre la carretera”, señala Carmen Jiménez, vecina del sector.

Por su parte, el conductor Félix Contreras comentó que incluso es un peligro para vehículos pequeños, pues es una base de concreto con pernos doblados y sin ninguna señalización ni pintura para poder verlo.

Para Fermín González, otro conductor, es una irresponsabilidad por parte de la Alcaldía de Managua dejar el mojón sobre la vía, pues puede causar un accidente.

“En realidad no se sabe a quién culpar o demandar, si a la empresa constructora o a la municipalidad,  a la hora que el vehículo quede arruinado y tenga que pagar un montón de dinero para la reparación, si es que por esquivar el obstáculo no se termina atropellando a alguien”, alegó González.