•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La limpieza de cauces es un trabajo de nunca acabar, según los obreros de la comuna. Estos señalan que están desarrollando una  segunda vuelta, porque en algunos puntos los canales se ven igual de sucios que antes de las labores de  aseo de febrero.

No sabemos cuánta basura se va a sacar en esta segunda vuelta, pero lo cierto es que quizás sea un poco menos, tal vez el 50 por ciento. Tenemos poco tiempo de haber limpiado y ya está sucio. Lo bueno es que no siguió lloviendo y eso nos ha permitido trabajar sin contratiempos”, comentó uno de los obreros durante las labores de limpieza en el cauce de El Dorado. 

El informe municipal indica que hasta mayo de este año, de los 61 kilómetros de cauces revestidos se extrajeron 6,000 toneladas de desechos sólidos en los 30 ramales de la red de canales de la capital, como parte de la jornada de limpieza de cara al Plan Invierno.

El secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, destacó que en cauces no revestidos no se puede limpiar porque se arrancaría la capa vegetal, importante para la estabilidad de los taludes.

TAMBIÉN MICROPRESAS  

La capital tiene 84 kilómetros de cauces no revestidos. Por eso la limpieza quedó focalizada en ocho secciones de cauces, para un equivalente de 13 kilómetros, en los que han retirado un poco más de 24,000 toneladas de basura y sedimentos.

En el caso de las 21 micropresas, la limpieza  terminó en la  tercera semana de abril. Regularmente al año se retiran 100,000 metros cúbicos de sedimentos o arena, pero en  2015  solo se retiraron  66,000, por la pobreza del invierno de 2014 que tuvo poco arrastre de sedimentos.

“Está totalmente terminada la limpieza de los cauces, con un esfuerzo que inició a finales de febrero para asegurar una limpieza importante, aunque gran parte del esfuerzo de limpieza hay que volverlo a empezar con las lluvias”, dijo Moreno en su último informe ante el Concejo Municipal, a propósito de las precipitaciones del 30 de abril pasado, cuando cayeron 75.5 milímetros de agua que afectaron a 24 barrios, y las  de mayo, que tuvieron  menor volumen de precipitación.

Asimismo, recalca que las medidas de limpieza son efectivas, pero un cauce sucio provoca que un dique se desborde, tal como ocurrió en el cauce de El Dorado.

Parte del plan de limpieza también incluyó 13,000 tragantes, 3,000 pozos de visita y cajas pluviales.