•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Vecinos del barrio William Galeano, del Distrito III, esperan que las obras de drenajes que realiza la municipalidad, como parte del proyecto “Mejoramiento vial mediante obras de drenaje pluvial”, ayuden a la comunidad que se ve afectada por las escorrentías durante la temporada lluviosa.

Jessenia del Carmen Matamoros es una de las habitantes cuya vivienda está asentada en una pendiente de aproximadamente 30 grados, que se une a otra ubicada a la orilla del cauce. En igual situación está un centenar de viviendas.

La joven señala que para ella el principal problema es la calle, que por tener una inclinación tan pronunciada representa un peligro para los pobladores, pues la fuerza de la corriente rompe la calle de tierra.

“Aquí se pone horrible cuando llueve. Porque si salís a la puerta de tu casa la corriente te puede llevar, y cuando termina la lluvia solo deja el montón de hoyos”, asegura Matamoros.

Por su parte, la señora Irma Rodríguez comenta que uno de los grandes problemas es que muchos niños tienen que cruzar el cauce natural e ir hasta el otro lado de la loma para asistir al colegio público de Ticomo, pues los de la zona no dan abasto.

“Cuando llueve, los niños no pueden asistir a clases porque se llena el cauce y es peligroso”, afirma la señora Rodríguez, quien destacó que para el desarrollo del proyecto varias familias que estaban a la orilla del cauce fueron reubicadas.

Los trabajos
Uno de los trabajadores del proyecto comentó que trabajan en la construcción de una pared para retener la fuerza del agua que corre por el cauce sin revestimiento y, de esta manera, reducir la erosión, pero también mejorar la accesibilidad y seguridad de los habitantes del barrio.

La ficha técnica del proyecto en el Plan de Inversión Anual 2015 indica que debido a los elevados volúmenes de escorrentía superficial y a las pronunciadas pendientes que existen en el barrio, en especial en el sector sur, las calles de tierra presentan gran deterioro por la socavación, lo que dificulta el acceso de los habitantes y los pone en riesgo.

El proyecto consiste en la construcción de cinco descargas de concreto hidráulico en forma de disipadores de energía en las calles, para reducir la velocidad de las escorrentías superficiales y encauzarlas.

8.5 MILLONES  es el costo estimado de obra de drenaje pluvial en el barrio William Galeano.