•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A pesar de que el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales anunció que el período lluvioso en el país empezaría el 20 de mayo, trabajadores de la Alcaldía de Managua realizan,  a  toda máquina, la reparación del cauce ubicado de los semáforos de El Nuevo Diario, 50 metros al oeste.

El revestimiento de este cauce fue dañado por las lluvias registradas en octubre del año pasado; sin embargo, hasta este fin de semana la municipalidad retomó las labores de reparación con cuadrillas de obreros que manejan pequeñas palas mecánicas y maquinaria pesada.

"Desde aquí de la Carretera Panamericana Norte, después de esta caja puente, el piso de este cauce se lo llevó la corriente de las lluvias del año pasado. Hace dos meses reparamos solamente las paredes de ambos lados, pero ahora vamos a ponerle revestimiento de concreto hidráulico", aseguró un obrero de la comuna capitalina que prefirió no revelar su nombre.

Asimismo, el obrero desconoce por qué la reparación total del cauce no se hizo antes, cuando repararon  las paredes laterales.

Desvíos improvisados

Desde las primeras horas de la mañana de ayer, el tráfico vehicular en uno de los carriles de la Carretera Panamericana Norte fue cerrado parcialmente, mientras unos quince trabajadores de la Alcaldía de Managua trataban de  retener, lanzando varias camionadas de tierra, el paso de la corriente del cauce. Además, colocaron dos bombas para extraer el agua sucia y poder reiniciar las obras de reparación.

“El problema es que necesitamos trabajar en seco. Por eso le echamos varias montañas de tierra al cauce para estancar el agua, pero como no para de correr, entonces tenemos que bombearla y desviarla por otra ruta. Ojalá que no llueva, porque se echaría a perder todo el trabajo", explicó otro de los obreros.
Agregó que el revestimiento de concreto hidráulico se hará a lo largo de unos 700 metros, equivalente al recorrido del cauce que cruza por el este de Villa Pedro Joaquín Chamorro, en el Distrito IV de la ciudad capital.

Quejas de población

“Pero ahora los perjudicados vamos a ser los vecinos de este cauce, pues esta agua que están bombeando está totalmente contaminada, viene mezclada con aguas negras, animales muertos y basura de todo tipo", lamentó el señor Miguel Estrada, habitante de la Villa Pedro Joaquín Chamorro.

También los conductores de vehículos expresaron sus quejas,  porque el desvío no fue comunicado previamente.

"Si venís del aeropuerto, al llegar a los semáforos de El Nuevo Diario, ahí podés ver el rótulo que dice ‘hombres trabajando’, pero si venís de la Pedro Joaquín o del barrio Las Torres no hay señal que te indique que no podés girar a la derecha. A uno lo hacen dar vuelta en u y te obligan a congestionar más el tráfico en la intersección de los semáforos", se quejó un conductor.