•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Mejorar la seguridad ciudadana y solucionar la inseguridad vial, así como tener alternativas para el abastecimiento de agua potable y reducción del impacto ambiental, son algunas de las demandas de los pobladores que residen en el sector de la Carretera Sur.

“Estas inquietudes serán transmitidas al comisionado mayor Manuel Zambrana, jefe del Distrito III, para que dentro del marco del plan de seguridad que la Policía realiza a nivel nacional se establezcan acciones”, respondió  el segundo jefe de Relaciones Públicas de la institución policial, comisionado César Cuadra Soriano, al conocer las inquietudes de la población.

Dorian Carballo, quien preside la comisión de seguridad de los vecinos de la zona, mencionó que aunque el tráfico de drogas no es un problema en la zona, en los últimos seis meses han tenido información de unos 160 robos.

“Hay casas que han sido robadas hasta tres veces, esto es un llamado de alerta el que estamos haciendo a las autoridades”, agregó Carballo.

Uno de los afectados es Julio César Espinoza, a quien el 3 de abril le robaron en su negocio,  el Catanos Bar, ocasionándole pérdidas cercanas a los cien mil córdobas. 

Espinoza entregó a la Policía videos de las cámaras de seguridad, fotos e información que recabó de los ladrones, pero no ha obtenido respuesta. 

VÍA PELIGROSA

Por su parte Josette Alvarado, integrante del Comité de Seguridad Vial, comentó que desde que se comenzó a construir la nueva carretera a León, la inseguridad en la Sur se acrecentó. 

“Es una vía que aún no tiene señalización y hemos detectado al menos 15 problemas en la zona, tales como negocios informales en la banqueta, no hay ingresos o retornos y  poca presencia policial durante las horas pico del tráfico”, expresó Alvarado.

Agregó que han visto que los tramos ubicados entre los kilómetros 8½ y 10½ son los lugares donde más accidentes se han registrado en meses recientes.

“Por eso insistimos en la regulación policial y la instalación de semáforos, así como la recuperación del derecho de vía”, acotó Alvarado.

Finalmente los vecinos comentaron que producto del despale en la zona,  cuando llueve las escorrentías bajan con mayor fuerza, en cambio en la época seca se registran más incendios.

15 barrios y comunidades están ubicadas en los alrededores de la Carretera Sur.