•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las corrientes pluviales del martes dejaron 2,050 viviendas anegadas y 10,250 personas afectadas en la capital, y uno de los causantes de esos daños fue la obstrucción del sistema de drenaje con desechos sólidos. La razón: gran parte de la población no deja de lanzar basura a los cauces, por lo cual la municipalidad lanzó una campaña “Yo amo Managua, no boto basura”.

Juan Ramón Campos, director de medioambiente de la Alcaldía de Managua, destacó que desgraciadamente mucha gente tiene la mala costumbre de tirar la basura a los cauces, tragantes y pozos de visita, lo cual provoca que los cauces se desborden afectando a centenares de familias.

Limpieza de nunca acabar
Además de la actual campaña, el funcionario expresó que la municipalidad viene desarrollando diversas tareas desde el inicio del año: limpieza, instalación de contenedores de basura, visita a la población, notificaciones e incluso multas a personas naturales y principalmente jurídicas, que tienen capacidad para eliminar sus desechos industriales, ya sean estos líquidos, gaseosos y sólidos.

“En promedio al mes enviamos cien notificaciones por el mal manejo de los desechos sólidos de la población y, si no cumple, se aplican sanciones que van desde C$200 hasta los C$5 mil, tal como se especifica en la Ordenanza 01-2013”, informó Campos.

El funcionario indicó que la recolección de basura es un trabajo de nunca acabar y que anualmente representa gastos mayores para los contribuyentes, pues además de las pérdidas por las inundaciones, la basura en los cauces son foco de todo tipo de enfermedades y criadero de animales nocivos.

Junto a la organización juvenil ambientalista Guardabarranco, estuvo presente en la apertura de la campaña, de cara a la celebración del día del Medioambiente, la secretaria del Concejo, Reyna Rueda Alvarado.

El propósito es que la población de Managua colabore con la Alcaldía en la limpieza de calles y cauces, promoviendo una cultura de manejo adecuado de los desechos sólidos, depositándolos en los basureros o en los lugares establecidos por la comuna.

Rueda señaló que como parte de la campaña se entregarán 800 bolsos de diferentes colores, con el lema “Yo amo Managua, no boto basura”.

La actividad arrancó en el cruce de los semáforos de Enel, donde más de 200 personas distribuyeron volantes, entregaron los bolsos e hicieron el llamado a los conductores de vehículos a no lanzar la basura a la calle.

La joven Carolina Montez, una de las colaboradoras de la organización ambientalista, recomendó que antes de lanzar desperdicios a la calle o al cauce, por muy pequeños que sean, recordemos el daño que puede provocar.