•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El derecho al transporte público, a estudiar y trabajar son puntos en  los que las personas con discapacidad están incidiendo a través de las organizaciones que los representan, demandando a su vez conciencia en la población para que se les trate como ciudadanos.

El presidente de la Asociación de Personas con Discapacidad y de la Asociación de Sordos de Nicaragua, Xavier López Gómez, a través de su traductora indicó que hay un esfuerzo por parte del Estado para el cumplimiento de la Ley de los Derechos de las Personas con Discapacidad, además de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, pero hace falta trabajar más.

Destacó que uno de los eslabones principales es la educación, para poder acceder al ámbito laboral, ya que las empresas también requieren de personal calificado.

“En eso estamos, trabajando para que las personas tengan la calificación a través del estudio, haciéndolo con el Gabinete de las Personas con Discapacidad, con el Instituto Nacional Tecnológico (Inatec), el Ministerio de Educación y el Ministerio de Salud”, alegó López.

Recalcó que elementos básicos como gozar del servicio al transporte público o tener acceso a la educación, representan parte de la lucha, sin embargo, también un reto es cambiar la mentalidad de la población que discrimina, no considera e invisibiliza a las personas discapacitadas.

Reuniones clave

Por su parte, el presidente de la delegación de Managua de la Asociación de Discapacitados Físico Motores de Nicaragua (Adifim), Juan Pío Ortiz Gamboa, detalló que hoy sábado el Gabinete de Personas con Discapacidad se reunirá en el centro de salud Conchita Palacios, para analizar lo que se hace y en qué aspectos hay que continuar incidiendo.

“El congreso se hará en homenaje de Fidel Castro, ya que desde Cuba se nos apoya en la actualización del estudio llamado Todos con Voz, el cual se ha aplicado también en Venezuela, Ecuador y Bolivia. El estudio no solo es de promoción de derechos, también es sicológico y clínico-genético, para establecer el origen de la discapacidad, además de ver el tratamiento y seguimiento hecho a la persona”, explicó Gamboa. Alegó que por el momento no hay cifras concretas, pero en el avance se estableció que de los 700 mil casos de discapacidad en Nicaragua (aproximadamente el 10.5% de la población), 130 son considerados como discapacidad severa. Para Octavio Álvarez y Jason Pérez, quienes tienen discapacidad visual se necesita que los traten con igualdad de derechos, pero el maltrato es evidente en muchos ámbitos, comenzando por el servicio de transporte público, los manjoles sin tapas y la falta de solidaridad de la población.