•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nicaragua realizará el cuarto y último  simulacro nacional de desastres este 20 de diciembre, en el que se espera la participación de 1.2 millones de habitantes, informó ayer el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred).

En esta ocasión el Sinapred, integrado por más de 20 instituciones estatales y no gubernamentales, dará prioridad al mercado Oriental, que por esta fecha puede recibir hasta más de 100,000 compradores en un día, afirmó González.

El ejercicio simulará un terremoto, una alerta de tsunami, el impacto de un huracán, inundaciones, erupciones de volcanes, derrumbes e incendios, en toda Nicaragua, de acuerdo con el Sinapred.

"El ejercicio se trata de llevar a la práctica la organización, los planes de evacuación, alerta temprana, mecanismos de aviso, las habilidades de atención humanitaria", dijo al ministro del Sinapred, Guillermo González, a través de medios del Gobierno.

De la misma manera, el Gobierno ha solicitado al sector privado coordinarse para ejecutar sus planes internos de emergencia y evacuación de forma simultánea con las instituciones estatales, agregó el funcionario.

Dichas prioridades se deben a que diciembre es el mes con concentración de personas en centros comerciales y actividades religiosas, recordó González.
Nicaragua realiza este tipo de simulacros a nivel nacional debido a que es un país "multiamenazas", es decir, que está sujeto erupciones volcánicas, terremotos, tsunamis, tormentas, inundaciones, deslizamientos de tierra, entre otros.

El pasado 24 de noviembre Nicaragua puso a prueba sus niveles de respuesta debido a la entrada del huracán Otto y a que se registró un sismo de 7.2 grados, con epicentro en Jiquilillo.