•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Entre los cantos marianos y la explosión de cohetes a las 6 de la tarde del miércoles fue encendido el megaárbol de Navidad, instalado en el centro de la plaza Juan Pablo II, como uno de los símbolos de la temporada de festividades de diciembre.

El trabajo de montaje duró ocho días y estuvo a cargo de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel), que dispuso de varias cuadrillas compuestas por 40 personas, para la instalación de su base hasta la punta de la estrella. El árbol tiene una altura de por lo menos 70 metros.

Para ello se colocó un asta metálica, apoyada desde cuatro bases y nueve cables de acero que lo sostienen desde diferentes niveles de altura, para evitar que colapse por los fuertes vientos provenientes del norte, desde la despejada área del lago Xolotlán, haciendo que al golpear con el árbol este cree un zumbido.

Decoración

Son aproximadamente 250 guirnaldas que dan forma al adorno, en cuya copa está una estrella blanca de 6 metros. Las guirnaldas bajan desde la punta del asta hasta la base de 30 metros de diámetro, cada una porta una red de cables con varios centenares de bombillos LED de diversos colores. Sobre ellas, hay un centenar de adornos en forma de estrellas fugaces y lazos.

A su alrededor hay otros adornos como gigantes cajas de regalos y enormes candelas que combinado con la decoración de altares a la virgen María, que pronto se transformarán en nacimientos, forman un elegante atractivo para visitantes nacionales y extranjeros. Al fondo se ve el obelisco en homenaje a San Juan Pablo II que con sus 31.5 metros de altura queda pequeño ante el gigante árbol navideño.

Amelia Quintero considera que el árbol es realmente hermoso y un detalle que ambienta la temporada.

Lea además: Celebrarán Purísima acuática en el lago de Managua

“Para la familia ya es una tradición recorrer el fin de año, la avenida Bolívar viendo los nacimientos y culminar en la plaza, para ver el enorme árbol. Creo que es el más grande de Nicaragua”, dijo Quintero.

Ignacio Sevilla, señaló que toda la plaza se ve iluminada y le encanta hacerse fotos con su familia, teniendo el árbol de fondo.

Otros adornos navideños fueron instalados este jueves en la avenida Bolívar con 30 líneas elevadas sobre las calles, de las cuales cuelgan cinco globos luminosos y coloridos.

Además en la rotonda Rubén Darío y el puente peatonal del mercado Roberto Huembes, la municipalidad montó más adornos desde el miércoles.