•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Varios accidentes han ocurrido ya en una zanja que partió la calle que va de Sabana Grande hacía Ciudad Belén, según vecinos de la zona. Por ello, estos piden a las autoridades correspondientes que reparen el daño en la vía para evitar más accidentes.

El cadete de mototaxi del sindicato de Sabana Grande, Byron Martínez, señaló que un chavalo en bicicleta terminó en el suelo y todo raspado, mientras un taxi quedó embancado.

“Un chavalo venía en su bicicleta y creyó que era solo un charquito, pero la zanja tiene algunas partes hondas y se fue. De hondo en esa parte es como  al menos 20 centímetros”, dijo Martínez, quien señaló que en Sabana Grande no hay tuberías para las aguas negras, así que la gente lanza a la calle el agua de los lavaderos y esta corre todo el tiempo sobre la vía.

Indicó que además de afectar el paso vehicular, esto es un peligro para la gente.

“Nosotros, los de mototaxi, hace unos meses hicimos una tranque exigiendo que repararan toda la calle que va hacia Ciudad Belén y vinieron con palas mecánicas, aplanaron y no hicieron nada más, por lo que la calle sigue siendo un desastre”, dijo Martínez.

Se quedaron esperando

Por otra parte Héctor Alfaro, vecino de la zona, dijo que la zanja fue hecha por las cuadrillas de la Empresa de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) para introducir tuberías de agua potable, rompieron el concreto hidráulico que puso la Alcaldía y dijeron que al día siguiente repararían la vía.

“Así lo dejaron y así quedó. Nadie vino a reparar. Son como 200 metros de largo que rompieron a la orilla de la calle. Es un riesgo para las personas, porque cualquiera que no se fije puede caer en el hoyo y es el criadero de zancudos, además es un problema para los vehículos que pueden terminar con daños", alegó Alfaro.

El ciudadano consideró que es una irresponsabilidad de las instituciones no se encarguen de los daños en las calles  o los desperdicios que dejan tirados en la vía peatonal y vehicular. Asimismo, dijo que este tipo de prácticas en las que se afecta el cruce de la vía puede provocar un accidente lamentable.El paso es altamente transitado por unidades de transporte colectivo, mototaxis, bicicletas, vehículos particulares que van a Ciudad Belén, así  también vehículos de carga de las empresas que trabajan en la zona.