•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Este domingo el Fondo para la Infancia de las Naciones Unidas (Unicef), abrirá las puertas del centro de convenciones Olof Palme, -contiguo a la Asamblea Nacional- para celebrar el 70 aniversario de esa organización en defensa de la niñez y la adolescencia.

Según la invitación al evento, la entrada es abierta y se pide que las personas asistan con sus hijas e hijos, familiares, amigos, amigas, colegas de trabajo y lo más importante con las niñas y niños de sus comunidades que son el centro de la celebración.

La actividad se desarrollará bajo el lema “Para cada niño y niña, hay esperanza” y es parte de toda una campaña que este programa de la Unión de las Naciones Unidas viene impulsando por el respeto a los derechos de las niñas, los niños y la adolescencia.

La agenda

El representante de Unicef en Nicaragua, Iván Yerovi, dará la bienvenida a los asistentes, teniendo por invitados especiales el diputado y exprocurador especial para la niñez, Carlos Emilio López, además, de titular del Ministerio de la Familia Adolescencia y Niñez, Marcia Ramírez, quienes darán a conocer los avances del país en este tema.

Por otra parte habrá toda una gala artística con lo mejor del repertorio nacional, que reflejarán en sus presentaciones mensajes emblemáticos.

Unicef fue creado en 1946 como Fondo Internacional de Emergencia de las Naciones Unidas para la Infancia, para ayudar a los niños de Europa después de la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, en 1953, Unicef se convierte en organismo permanente dentro del sistema de la ONU.

Desde entonces esta instancia trabaja en 190 países  llevando asistencia vital, apoyo a largo plazo, donde sus  futuros están amenazados por los conflictos, las crisis, la pobreza, la desigualdad y la discriminación.

La nota de prensa de Unicef señala que a nivel mundial un total de 535 millones niños y niñas –casi uno de cada cuatro– viven en países afectados por conflictos o desastres, a menudo sin acceso a ningún tipo de asistencia o educación de calidad ni la nutrición y protección adecuada.