•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Angélica Calderón miró como alternativa contratar los servicios de un taxi privado cuando tuvo su vehículo en el taller y la necesidad de realizar gestiones urgentes. No le fue difícil localizarlo a través de una página web.

“Aparecía el número telefónico y llamé. La respuesta fue inmediata. El conductor fue muy amable. Viajé expreso sin compartir vehículo con nadie y con aire acondicionado. Me sentí más segura que en los taxis que una se encuentra en la calle”, cuenta Calderón, quien dijo sentirse satisfecha
a pesar de haber pagado US$20 por la contratación del transporte para hacer varios mandados. Esta es una de las usuarias de las docenas de propuestas de transporte privado que se puede obtener en Managua buscando en Facebook. Allí tienen sus páginas explicando el tipo de servicio, y dando a conocer sus números y direcciones de contacto.

Los precios varían. Pueden ir desde los C$60 a los U$25, dependiendo de la empresa. También el precio depende del tipo de servicio.

Taxi de Seguridad, Servicio de Taxi de Ricardo Dávila, Taxi Privado, El Transportador, Ride Nicaragua, Taxi Managua y Taxi Service son algunos de los servicios que se encuentran en las redes pero que no están cooperativizados.

También está el servicio privado de cooperativas como la 23 de Agosto, Servicio de Taxi 88 y Radio Taxi Carlos Fonseca, entre otros. 

Julio Sandoval, de Private Taxi Service, señala que tiene 35 años prestando el servicio, de los cuales 12 los tuvo como taxi de parada en el aeropuerto internacional de Managua. 

“No tengo una concesión y presto el servicio con mi vehículo particular que tiene todas las condiciones de comodidad para el cliente, además presto servicios de tour a otros a lugares turísticos y playas de la costa del Pacífico”, dijo Sandoval, indicando que del Aeropuerto Internacional hacia cualquier hotel capitalino su cuota es de US$25. 

En el caso de Taxi de Seguridad, Katherine Carmona comentó que tienen dos taxis con todos los requisitos dispuestos por el Instituto Regulador del Transporte de Municipio de Managua (Irtramma).

“Trabajamos en el servicio regular y cuando hay un cliente, le damos el servicio y la seguridad que es lo más importante. Le prestamos un servicio exclusivo. Si bien tenemos una página en Facebook, la mayor parte de la clientela nos contacta por teléfono, y regularmente es porque otras personas nos han recomendado”, alegó Carmona.

El presidente de la Unión de Cooperativas de Taxis de Managua (Unicootaxma, R.L.) Reynaldo Bermúdez, destacó que este tipo de servicio es una alternativa de transporte, pero compiten deslealmente con quienes están organizados o tienen una concesión. 

“Sucede que el servicio de taxis está regulado por el Irtramma, pero en este caso la mayoría de los privados trabajan al filo  de lo establecido por la ley. Por ejemplo, nosotros estamos obligados a pagar a la Dirección General de Ingresos una retención del 30% por un techo en las ganancias. Pagamos la concesión y placas que pueden costar US$6000, también cada seis meses hay que hacer chequeo mecánico, a diferencia de los particulares que para ellos es anual, porque supuestamente sus vehículos tienen menor desgaste”, argumentó Bermúdez.

El presidente de Unicootaxma indicó que una desventaja que tiene el servicio regular de taxi, que tiene bajas tarifas, es que se ha creado una mala fama por el comportamiento de algunos conductores y problemas de seguridad, por lo cual hay quienes prefieren pagar ocho o más veces de lo que cobra un taxi regular.

“En el caso de la Federación Nicaragüense de Taxistas de Managua, estamos capacitando a nuestros conductores y a presidentes de cooperativas para mejorar el servicio.

Recientemente hicimos un seminario con 120 representantes de cooperativas y responsables de educación para que además de dominar las leyes que nos rigen, también sean amables con la clientela”, indicó Bermúdez, agregando que desgraciadamente las cooperativas fuera de Fenicootaxma y los más de 3,658 taxistas individuales, no le dan importancia a esto.