Rafael Lara
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La estructura del Centro de Capacitación Antidrogas, financiado con fondos de la cooperación de la Federación Rusa en Nicaragua, estará lista a finales de este mes.

La información fue dada a conocer por el Embajador de la Federación de Rusia en Nicaragua, Andrey V. Budaev, quien destacó la importancia de estos cursos desde el punto de vista profesional, policial y humano de cara a contribuir al fortalecimiento de las capacidades de las instituciones policiales y judiciales de la región. El diplomático dio estas declaraciones durante su visita a la Asamblea Nacional el martes, donde explicó que su país tiene gran experiencia en diferentes áreas y están dispuestos a compartir con los nicaragüenses los profundos conocimientos de los especialistas rusos en la materia para poder ayudarles a hacer una mejor labor cada día.

“El Servicio Federal del Control de Drogas va a realizar los cursos de la capacitación profesional en la nueva base producida especialmente para ustedes”, dijo el embajador Budaev, quien declaró que el centro de capacitación está en la etapa final de la construcción.

“No es un secreto, está en Las Colinas (Managua), donde se encuentra la embajada de la Federación de Rusia, su representación comercial y otras representaciones rusas. La construcción misma termina este año, aunque la inauguración para los cursos de estudios podría comenzar a principios del próximo año”, señaló el diplomático.

La construcción de este centro inició en noviembre de 2015, aunque los detalles sobre las dimensiones y los costos del mismo no fueron dados a conocer.

Aquí se darán clases y preparación en cursos de capacitación profesional no solo para especialistas y profesionales nicaragüenses, sino también para centroamericanos y del Caribe.

El centro ruso de entrenamiento de lucha antidroga en Nicaragua preparará a agentes operativos para toda la región de América Central. El embajador señaló que sus especialistas ya han impartido cursos antinarcóticos, pero ahora la idea es ampliarlos con en el centro multifacético de preparación, no solo para la lucha antinarcóticos, también para el crimen organizado y el lavado de dinero, entre otros delitos internacionales.