•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Agentes de tránsito utilizaban ayer radares en la carretera Sur para constatar que los conductores no sobrepasaran los límites de velocidad permitidos. 

Asimismo detenían los vehículos y solicitaban la documentación. Estas inspecciones se dan dentro del denominado Plan Belén.

“Vamos a ser estrictos con los conductores que andan en estado de ebriedad, los que anden a exceso de velocidad, y con los motociclistas que anden más de un pasajero o sin casco”, dijo el segundo jefe de la Policía de Managua, Fernando Borge, al lanzar el Plan Belén el pasado viernes 23 de diciembre.

Solo en el Distrito I de la capital  han ocurrido 3,740 accidentes, los que han dejado 223 lesionados y 19 fallecidos. En esa zona incluye la carretera a Masaya.

La Policía ha endurecido las medidas debido a los recientes accidentes de tránsito. Dos policías resultaron lesionados tras ser impactados por un microbús de pasajeros cuando perseguían a una banda de delincuentes en Managua, informó la Cruz Roja Nicaragüense.

Más: Anuncian acciones contra conductores rápidos y furiosos

El accidente ocurrió el sábado cuando el microbús de la ruta Managua-León, conducido por Jesús Alemán, se metió en el camino de los agentes y catapultó un vehículo policial hacia el muro de una vivienda, de acuerdo con un informe preliminar.

Los agentes Fabiola García y Enrique Salgado, que viajaban en el automóvil de Policía, fueron trasladados a un hospital por lesiones de tórax y columna.

El conductor del microbús afirmó que no escuchó el sonido de la sirena al momento de cruzarse en el camino de la patrulla.

Alemán fue detenido por desobedecer las normas de tráfico y causar lesiones a los policías. La Policía Nacional no informó si los delincuentes escaparon o fueron capturados.