•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ante el aumento de personas quemadas por la mala manipulación de la pólvora, las autoridades concuerdan que la imprudencia sigue siendo el principal factor por el que se dan los casos.

Para el jefe de operaciones de la Cruz Roja Nicaragüense, Aldry Flores García “el error más grande que se está cometiendo como padres de familia es dar arbolitos a los niños para que lo enciendan y lo manipulen”, pues a su criterio este producto es el que mayor incidencias ha causado.

Flores explicó que el problema es que los niños encienden el producto y se quedan viendo a una distancia cercana cuando lo recomendable es encender la mecha y de inmediato apartarse para que les permita apreciar y que no haya contacto al momento de quemarse el producto.

Otra de las faltas que se está dando es la utilización de la pólvora en estado de ebriedad, en el caso de los adultos.

“Quieren manipular pólvora como que fuesen héroes y agarran algunos productos como la carga cerrada para darle vuelta y la sueltan cuando el fuego se aproxima a la mano de uno”, agregó el jefe de operaciones, quien además dijo que esto es un mal ejemplo para los menores, ya que luego intentan imitar lo que observaron y esto podría ocasionar una  desgracia.

Lea además: 156 emergencias por pólvora atendidas por bomberos

Flores también señaló que hay que tener mucho cuidado dentro de las casas, pues “en muchas se está manipulando y almacenando pólvora”, por lo que debería haber mayor conciencia de la población ya que es un producto inflamable.

En el caso de las pulperías que venden algunos productos es de vital importancia que no se le venda a los niños. “La pólvora debe ser comprada por un adulto y en lugares establecidos”, instó.

MEDIDAS

Por su parte, el jefe de turno del Benemérito Cuerpo de Bomberos (BMC), Ruddy Morales recomendó a la población tomar en cuenta la dirección del viento cuando vayan a usar un cohete, los silbadores o cachinflines. También se debe tomar en cuenta que no vengan personas en la calle antes de lanzar cualquier producto.

Una de las medidas más importantes con los arbolitos es no acercarse mucho, una vez que se haya encendido la mecha. “Una de las medidas que da el BMC es no dejar que los niños menores de siete años manipulen pólvora, si van a tirar un arbolito es recomendable que esté el padre presente, que sean ellos quienes enciendan los productos y que el niño se mantenga a una distancia de unos dos metros y medio”, señaló Morales.

Asimismo mencionó que el arbolito no se debe mantener en la mano. “Hay personas que los sostienen y ese es uno de los errores más grandes”, sostuvo Morales.

QUEMADURAS

En cualquiera de los tres tipos de quemaduras lo más recomendable es echar abundante agua al tiempo, según Aldry Flores jefe de operaciones de la Cruz Roja “No hay que echar agua helada, aplicar hielo, pasta de diente, tomate y algunos que le echen café o pomada”, y si tiene tela pegada en la piel no se deberá retirar.

En el caso de la quemadura en primer grado, que consiste en el enrojecimiento de la piel, se debe aplicar abundante agua y poner el área afectada directamente al chorro durante 10 a 15 minutos.

Si el paciente presenta ampolla que ya sería una quemadura en segundo grado, no hay que reventar dicha erupción, echar agua y tomar un pañuelo limpio, mojarla, ponerla encima y llevar a un centro hospitalario, recomendó.

Finalmente si la quemadura es de tercer grado donde hay pérdida de piel o piel quemada, sigue siendo necesario echar agua por unos 20 a 30 minutos, poner un pañuelo húmedo y buscar atención médica, explicó.

CASOS

El pasado lunes la cifra de personas lesionadas por el mal uso de la pólvora era de 140. A esto se le sumaron otros cinco casos sumando 145 quemados reveló ayer la coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía Rosario Murillo.