• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Los trabajos de drenaje pluvial en la zona norte de Ciudad Belén están próximos a concluir y en este mes se espera que continúen las obras de ampliación de la pista Larreynaga, pendientes desde inicios de 2016.

Según lo que determinó el Gobierno central a través de la Dirección de Comunicación y Ciudadanía, la pista deberá estar lista para su apertura en abril de este año y debido a eso las obras de drenaje están en su etapa final.

La ampliación es de aproximadamente 4.4 kilómetros, desde el puente vehicular sobre el cauce 31 de Diciembre, frente al barrio Laureles Norte, hasta la punta oeste de Ciudad Belén.

Se espera que en las próximas semanas se prepare el terreno y vacíe el concreto hidráulico sobre la pista que tendrá cuatro carriles.

“Nuestro trabajo se hizo en buen tiempo, incluso antes de lo previsto. Aquí no había drenaje y ahora se introdujeron tuberías de 60 pulgadas y 72 pulgadas, esto tomará todas las aguas que vienen desde la subcuenca III de Managua, bajan a Sabana Grande y terminan en Ciudad Belén, ubicada en la zona sur del aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino”, indicó uno de los encargados de la obra.

Además de la tubería principal, entre los trabajos está una red tuberías con sus respectivos tragantes, los que absorberán las aguas superficiales en la pista.

Los obreros señalaron que al finalizar esta área frente a Ciudad Belén, la siguiente etapa será continuar la pista Larreynaga hacia el oeste.

CONECTIVIDAD

La vía ampliada conectará a esta comunidad, en la que viven aproximadamente 10,000 personas, con el mercado de Mayoreo y sus salidas principales. El Gobierno municipal implementará la entrada de dos rutas más. Hasta hoy solo ingresa la ruta 163, que extendió su recorrido para brindar el servicio en este punto.

Según Moisés Meléndez, habitante de Ciudad Belén, esto vendrá a facilitar la salida porque además de la 163 las otras opciones son los recorridos cortos de las mototaxi, que bajan hasta la entrada del Parque Industrial Zona Franca.
Ivana Vargas, también vecina de la comunidad Belén, consideró que con las nuevas obras de drenaje se reducirán las inundaciones en las calles.

La primera sección iniciada en 2015 continúa pendiente, con siete segmentos cortados entre ambas carriles, donde la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados tiene válvulas para tubos madre que van a los pozos de agua.

Ahí se construyeron las cajas y actualmente las tapas de concreto de 25 centímetros de espesor están fraguando antes de ser colocadas.

Por otro lado trabajan en el recubrimiento de una sección que cruza la vía y la construcción de un paso vehicular que pasa a la orilla este del final de la pista del aeropuerto internacional.

El proyecto de ampliación de la Larreynaga es una donación el Gobierno de la República de Taiwán a la Alcaldía de Managua, cuyo costo es de US$4.5 millones.