• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Para Ismael González trasladarse por la capital en su silla de ruedas es un problema por la falta de accesibilidad de los andenes peatonales y la nula atención de los conductores del servicio público, ya que los miran como un atraso.

González señaló que estos temas son importantes para las personas con discapacidad, en especial para quienes usan sillas de ruedas y sigue siendo una deuda de las autoridades municipales con los ciudadanos.

Ahora la Alcaldía de Managua (ALMA) ha hecho rampas en algunas esquinas y en las paradas de buses, pero de qué me sirven si no puedo ir por los andenes, ocupados de parqueos o están tomados por comercios ambulantes. Además los buseros no se detienen para montar a una persona en silla de ruedas”, reclamó González, quien para movilizarse se impulsa por las carreteras de Managua.

Si bien en los últimos años la municipalidad invirtió en accesibilidad en los temas de transporte e infraestructura urbana, en beneficio de las personas con discapacidad motora, los proyectos implementados no han representado un cambio significativo para sus destinatarios, señala el concejal municipal del Partido Liberal Constitucionalista, Róger Reyes, miembro de la comisión de accesibilidad.

Te interesa: Personas con discapacidad ganan espacio en empresas

Señaló que efectivamente se desarrollaron iniciativas de cara a cumplir con la obligación de la Alcaldía de Managua, en los derechos que tienen los ciudadanos con discapacidad, “sin embargo estamos lejos de crear las condiciones idóneas y están pendientes una serie de demandas del sector, quienes piden el derecho a circular libremente por las calles, a cruzar de manera segura una calle y al transporte público”, señaló Reyes.

  • Para este año el PIA no plantea proyectos importantes que beneficien directamente a los ciudadanos que padecen discapacidad motora.

Destacó que el año pasado, la municipalidad capitalina invirtió, según el Plan de Inversión Anual (PIA, 2016) C$164 mil en la construcción de rampas de accesibilidad en calles y paradas de buses.

“Se hicieron rampas, pero no todas cumplieron las especificaciones básicas y como muestra la rampa que está frente al auditorio de la Alcaldía. Ahí se puede ver que la pendiente es muy pronunciada y el ancho no es suficiente para que una silla de ruedas pase sin que golpee por los lados”, dijo el concejal.

Según las normas técnicas del Ministerio de Transporte e Infraestructura, las rampas deben tener un ancho mínimo libre de 1,50 metros y las pendientes no deben exceder del 10% en su plano inclinado longitudinal, si la distancia a recorrer es menor de 3 metros.

Juan Pío Gamboa, representante de la Asociación de Personas con Discapacidad Física–Motora de Managua (Adifin-Managua), destacó que sí se ha invertido y en general se cumple con las especificaciones, sin embargo, hay algunas inversiones que no son adecuadas, y la municipalidad alega que hay lugares que no tienen las condiciones necesarias por los reducidos espacios del anden.

Gamboa comentó que en el Distrito V no se han señalizado las rampas, con lo cual la persona con discapacidad no pueden identificar sus zonas de paso. Esto advierte a los conductores de vehículos que es un paso para personas en sillas de ruedas.

“Tras la ampliación de la pista de La Solidaridad, frente al mercado Roberto Huembes no se ha hecho la respectiva señalización. Esto es para nuestra seguridad, pero también para evitar accidentes”, dijo el presidente de Adifin-Managua.

Entre los temas pendientes en los cuales continuarán incidiendo está el tema de la infraestructura urbana, tal es el caso en las zonas de pistas ampliadas.

“Ya se montaron los ascensores en la zona de la parada de buses de la entrada a la colonia 14 de Septiembre. Eso es bueno, pero también necesitamos pasos seguros en otras áreas de la pista recién ampliada, por lo que podrían ser necesarios más puentes peatonales y otros ascensores”, alegó Gamboa.

Por otra parte, el presidente de Adifin-Managua, dijo que este mes se reunirán con el director del Instituto Regulador del Transporte del Municipio de Managua (Irtramma), para continuar conversando sobre la necesidad de buses con rampas, para que en la inversión de los próximos buses se pueda obtener unidades cuyo sistema no sea tan complicado para los conductores.